Sección - Yo Influyo News - Tu voz

Los afiladores, que trabajan con la piedra de esmeril, son trabajadores por su cuenta, su servicio no es subordinado como el trabajo protegido en la Constitución y en la Ley Federal del Trabajo. La seguridad social debe protegerlos.
En Monterrey está la Basílica de Nuestra Señora del Roble, patrona de Monterrey; la Basílica de la Purísima Concepción y la Basílica de Guadalupe en la colonia Independencia.
Las comunidades musulmanas que viven en Europa han sido impermeables a asumir los valores de la cultura occidental, por la fortaleza y la importancia que la religión tiene en sus vidas.
Existen millones de posibilidades para que no te pierdas la oportunidad de salir de tu rutina y darte una vuelta a lugares donde puedes relajarte y divertirte.
Hacer amigos es una habilidad social que tenemos que desarrollar, podríamos pensar que se da de manera natural, pero hay que invertir tiempo enseñándolos a hacer amigos.
La sindicalización la gozan ya algunos trabajadores domésticos y avanzan hacia el fortalecimiento de sus sindicatos. Un paso siguiente es el de su contratación colectiva.
Parece que Peña Nieto contrató un nuevo asesor político, para que lo saque del bache y explotará la proximidad de Meade con el PAN, sus nexos con empresarios, banqueros y líderes religiosos y su catolicismo.
La familia pasa por períodos de enormes responsabilidades, lo justo es recompensar a la familia es la que sume una función de importancia para el desarrollo de una nación.
Pareciera que la huelga camina hacia su desaparición. El derecho de huelga es una conquista imborrable, está en la Constitución y en la Ley.
Una sociedad culta conlleva a una sociedad más libre, más justa, más solidaria más respetuosa con las ideas y creencias de los ciudadanos.
Develaremos una película con melodías magistrales y lírica poética como estímulo para acercarnos a las vidas del pianista, concertista, maestro y gran compositor Gerhart Muench.
Sufrimos la esclavitud moderna en su complicada e ignorancia voluntaria, pero seguimos sin cambiar absolutamente nada.
En México se puede ser todo, mientras te asumas como liberal, y la polémica emerge sólo cuando hay quien reivindica que, el suyo, es el verdadero liberalismo y no el de los demás.