Vivir en los valores es rentable: Juan Pablo Castañón

El rol de las empresas es generar valor tanto para los accionistas como para los colaboradores, los proveedores, la naturaleza, el cuidado del medio ambiente y la sociedad.


 


Generar ganancias económicas no es la única finalidad de una empresa, su vocación es la de transformar positivamente el mundo, lo que va más allá de lo monetario e implica impulsar el mejoramiento de la vida de las personas, así como el cuidado de su entorno y la naturaleza, para lo cual no bastan sólo las buenas intenciones, sino que es necesario llevar a cabo acciones concretas día a día basadas en valores y ética.

Con la intención de promover, apoyar y orientar a quienes están al frente de las empresas para que reconozcan y apliquen decisiones con sentido humano y compromiso social, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) creó el Programa 7x7.

Juan Pablo Castañón, quien está a cargo de este proyecto, explicó a Yo Influyo que “los verdaderos empresarios tienen que vivir los valores y ser congruentes con estos”, tanto en el interior de sus organizaciones en donde sus principales activos son sus colaboradores, así como en el exterior, con sus proveedores, clientes e inclusive con sus competidores.

“En la actualidad ya no se piensa que el rol de la empresa es generar sólo valor para los accionistas, ahora se ha venido aceptando cada vez más que su rol es generar valor tanto para los accionistas como para los colaboradores, los proveedores, la naturaleza, el cuidado del medio ambiente y la sociedad en donde se ubica cada empresa. Hoy la generación de valor es más holístico”, apuntó.

Agregó que en la filosofía humanista es mucho más acertado pensar que la trascendencia y el sentido social de la empresa va mucho allá de los muros que conforman el edificio que la alberga e implica un trato justo y honesto tanto con los colaboradores como con las autoridades, proveedores, clientes e inclusive con la competencia.

Muchas veces los empresarios tienen la falsa idea de que respetan la dignidad de sus trabajadores sólo porque les provee de uniformes y les da los días de asueto, pero en realidad esto no implica promoverlos como personas porque no se trata únicamente de pagar los sueldos, sino que a los empleados se les ofrezca la oportunidad de superarse a través del trabajo, ya que en la medida en que tengan oportunidad de hacerlo se convertirán en mejores personas, colaboradores y miembros de un equipo al cual pertenecen y en el cual laboran todos los días, explicó.

Apoyar a nuestros colaboradores redundará en que se conviertan en mejores personas, en mejores miembros dentro de sus familias, las cuales también se verán beneficiadas. “Personas más completas harán empresas más completas y harán comunidades más humanas”, subrayó.

Castañón recalcó que las decisiones de la empresa tienen que ir en el sentido trascendente de la misma, es decir, no centrarse en mejorar nada más nuestro propio patrimonio, sino reinvertir en ella, lo que implica cumplir con su función social que es generar oportunidades de trabajo, progreso y prosperidad para las personas y el entorno.

“Destacó que es fundamental reinvertir en la empresa con la finalidad de que esta supere incluso a nuestro propio paso por ella, es decir, la empresa no se muere con el empresario, debe de seguir existiendo para beneficio de las siguientes generaciones”, advirtió.

Asimismo, enfatizó que lo más valioso dentro de las empresas son las personas, ya que sin la gente es imposible que funcionen y sobrevivan las compañías. “Se requiere que las personas operen la maquinaria y saquen provecho a una instalación para poder generar valor. El valor lo generamos nosotros que generamos la infraestructura de la propia empresa para ponerla al servicio de la comunidad, al servicio de una economía. Y poner al servicio de una economía es generar un producto o un servicio que genere este valor y sea apreciado por parte del consumidor o al mismo tiempo ser compradores de insumos que también generen valores a sus proveedores y ellos mismos tendrán sus propios retos para qué hacer con el propio valor”, indicó.

Tips para cada día de la semana

Juan Pablo Castañón destacó que el Programa 7x7 ofrece siete “tips”, cada uno con recomendaciones y ejemplos claros y sencillos de la aplicación de los principios y valores que pueden ayudar tanto a los empresarios como a quienes están al frente de las compañías a tomar decisiones claras, asertivas y éticas.

Estos son los siete principios y valores, así como el propósito de cada uno de estos:

PRINCIPIOS Y VALORES PROPÓSITO
Respeto a la dignidad, inclusión y empatía en las decisiones diarias. Tratar a los demás como quieres que te traten a ti.

Promover la libertad y la responsabilidad. Para asumir las consecuencias de lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.
Implementar acciones sobre los valores humanos, el bien común y el Estado de derecho. No sólo yo y los míos, promovamos ir todos juntos y de la mano.
Promover la innovación y la sustentabilidad para generar valor. Cambiar antes de que tengas que hacerlo.
Incorporar en las empresas y en su participación social los valores de solidaridad y subsidiariedad. De la mano y juntos se lograrán mejores resultados.
Fortalezcamos los roles de la sociedad y el gobierno en la búsqueda de la justicia y el bien común. Entre todos se construye una mejor sociedad.
Asumamos nuestro rol de promoción de liderazgo, del compromiso y la colaboración. Ser empresario implica ser líder. Asume tu compromiso.

Juan Pablo Castañón mencionó que los empresarios no en pocas ocasiones se enfrentan a tentaciones de saltarse reglas o incumplir cabalmente con responsabilidades que corresponden, por mencionar un caso refirió al pago completo de sus contribuciones tributarias, lo que aparentemente puede parecer en un principio beneficiar a la empresa porque se gasta menos, sin embargo en el largo plazo esto va degradando a la empresa aunque ello no se perciba.

Aseguró que “vivir en los valores es rentable”, por lo que invitó a no ser parte de la subcultura de la simulación y a actuar con responsabilidad e integridad para que los cambios positivos puedan hacerse realidad.

Advirtió que el resultado de generar cadenas de valor basadas en valores, repercutirá en elevar la calidad de vida tanto de los empresarios como de sus colaboradores y la sociedad, por lo que invitó a quienes están al frente de las compañías a conocer mejor el programa 7x7 para hacer de los principios y valores la brújula para tomar sus decisiones día con día.


Te puede interesar: Es necesario e impostergable la inclusión laboral de personas con discapacidad

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.