Sección - Yo Influyo News - Tu voz

Experiencia de un grupo de jóvenes participantes en la 63 Comisión del Estado Jurídico y Social de la Mujer, en Naciones Unidas.
AMLO ha solicitado un perdón al rey de España y al papa Francisco debido a los sucesos ocurridos durante la conquista española sin reconocer los puntos positivos de lo que pasó.
Ante un país con un presidente que retrocede a la nación en distintos ámbitos, el pueblo es el que debe tomar acciones para corregir esto.
La adoración a la Santa Muerte nació de cultos como la brujería, atrae a personas que buscan soluciones rápidas y fáciles a sus problemas.
La belleza de la Iglesia es algo complicado de explicar, pero todo lo que engloba pareciera no tener alguna explicación y solo admirar la grandeza de sus hechos.
La ciencia afirma sobre el valor de la vida desde el momento de la concepción, pero para las personas proabortistas esto no significa nada.
El gobierno de AMLO ha dejado al pueblo de México sin libertad, sin derechos y sin democracia autónoma.
Los ancianos y niños que forman parte de esos trabajadores llamados “cerillos” necesitan recibir los mismos derechos que cualquier otro trabajador ante la ley.
Durante la 63ª Sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer la ANCIFEM promoverá que se garanticen sistemas de protección que apoyen a la mujer en todas las etapas de su vida.
La 4ª. Transformación tenía como objetivo buscar el bien común de todos los mexicanos, en especial de los que menos tienen. Sin embargo, esta trasformación está muy lejos de buscar esto y de respetar los derechos de todo el pueblo.
Han sido 100 días en los que el populismo y la izquierda han gobernado al país. Analicemos lo bueno y lo malo de este comienzo de AMLO como presidente.
Los trabajadores digitales son subestimados por su jornada laboral y actividades realizadas en su trabajo, debido a que, si las comparamos con otras profesiones, no realizan esfuerzos físicos; pero son trabajadores y merecen tener los derechos que la ley ofrece.
El Evangelio nos ha enseñado que en la vida Dios podrá ponernos pruebas tanto fáciles como difíciles, pero todas tienen un porqué y está en nosotros aprender de estas.