Imprimir esta página

Debemos parar a López Obrador

Hoy López Obrador sigue hundiendo a México con sus malas decisiones en lo económico y financiero, pero lo peor es que sigue engañando con que va bien, con decir que él tiene la fórmula para salir adelante.



“No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura”, George Orwell.

Los mexicanos hemos ya cumplido 12 días del cambio de gobierno y no solo un cambio de Poder Ejecutivo, sino al parecer todo un cambio de régimen y de forma de gobernar que llevará a México a una 4ª Transformación. Llevamos 12 días de incertidumbre, 12 días de ver a la Nación con un rumbo al naufragio por la falta de claridad en los programas pero sobre todo por la falta de claridad en las acciones de gobierno y obviamente por la falta de experiencia y madurez política de los gobernantes en turno.

Una serie de ataques ofensivos y replicas sin fundamento recibimos los que no estamos de acuerdo con los “cambios” que se pretenden realizar y al ser críticos, como siempre hemos sido confirmamos el temor de ver a México convertido en un país de revanchas y encaminado al totalitarismo populista. Ellos olvidan que parte de nuestra libertad es poder hablar, escribir y decir lo que no quieren escuchar, eso lo vivimos en las épocas del presidencialismo priista que me lleva a recordar la anécdota de “¿Qué horas son? Las que usted diga, Señor”

Hoy López Obrador sigue hundiendo a México con sus malas decisiones en lo económico y financiero, pero lo peor es que sigue engañando con que va bien, con decir que él tiene la fórmula para salir adelante. Su campaña política de más de 15 años le sirvió para enardecer a millones de mexicanos, para engañar a millones de mexicanos, para dividir a los mexicanos y como la fórmula le funcionó sigue aplicando la receta, solo que hay un pequeño detalle señor Presidente, ahora no está en campaña ahora ya es Presidente y cada ocurrencia genera muchos cambios en la estabilidad política y económica de México.

La ignorancia, dicho con todo respeto y enfocado el término al desconocimiento real de la economía y la situación política de México, más el enojo que aunado a los favores del PRI y su gobierno hicieron ganar a AMLO la presidencia, porque iba a acabar con la corrupción, iba a acabar con los privilegios, porque el pueblo y los pobres son primero. Buenos discursos, pero nunca dijo y sigue sin decir EL CÓMO logrará eso, no sabemos CÓMO le hará para tener políticas públicas que nos lleven a la 4ª Transformación. Y algo que poco se dice y poco se toma en cuenta para empezar a enlistar los problemas: YA LE ESTÁ PEGADO A LA CLASE TRABAJADORA Y LOS FUTUROS PENSIONADOS. Están viendo realizar cambios en las Afores y por primera vez en muchos años las utilidades de los trabajadores están cayendo, las afores han perdido miles de millones de pesos por la cancelación de las obras del aeropuerto de Texcoco lo más grave toda la fuerza laboral de este país está callada.

Durante años usó un discurso incendiario contra el FOBAPROA y el IPAB, fue el rescate bancario para rescatar a los ricos, ahora no dice nada del rescate que empezará y costará miles de millones de pesos por el aeropuerto. Es lo mismo solo que ahora lo hace él con sus aplaudidores por eso está bien. Esos luchadores sociales, esos intelectuales de izquierda, esos socialistas que siempre se sintieron olvidados y reprimidos, se sintieron porque no era así, ahora tienen el poder y la capacidad de hacer lo que quieran como tirar una Reforma Energética o Educativa. Claro que no dieron el resultado esperado, pero en su momento lo escribí que dudaba que dieran el resultado porque no había la capacidad gubernamental de hacer de las Reformas verdaderas políticas públicas que generaran Bien Común, no porque estuvieran mal hechas.

¿Cómo nos explica que el director de PEMEX sea un inexperto ingeniero agrónomo? ¿Con qué base técnica-presupuestal nos vende la idea que en tres años construye una refinería y echa a andar otras tres? Eso ha costado dinero. Vendió la idea de la austeridad gubernamental, per nunca dijo la verdad por ejemplo en lo del avión presidencial que no es propiedad del gobierno, que es producto de un arrendamiento financiero y que la deshacer el contrato se pagará una multa de más de 50 millones de dólares. Igualmente con la medida ilegal de bajar salarios nos costará más dinero, tan solo en lo que Hacienda dejará de ganar por el ISR que se cobraba y las liquidaciones. Eso también sin contar con el desempleo por despedir burócratas o por los que renuncien.

Además sumar que no hay nada claro ni legal en las medidas de seguridad, su ocurrencia de la Guardia Nacional no es mas que más de lo mismo y falta ver como brincan el escollo de la SCJN donde rechaza la Ley de Seguridad Interior, que por cierto la violencia y muertes siguen al alza. Otro punto grave es el atentado contra el Federalismo, más grave la dictadura de sus huestes legislativas. Y todo nos lleva a pensar que somos tierra fértil para instalar de golpe el autoritarismo tirano que es propio de López Obrador. Y acá quiero recordar a fray Luis de León: “Los pastores serán brutales mientras las ovejas sean estúpidas”.

Somos los ciudadanos LIBRES los que te tenemos el poder de parar el doble discurso y la simulación, la mafia del poder que él tanto criticó ahora la tiene con él. Para cerrar con broche de oro veremos qué Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos se aprueba esta mes, hasta ahorita en esos temas solo se ve caos.

Solución: Recordar que “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios, sino sobre las faltas de los demócratas”, Albert Camus.

Te puede interesar: ¿En serio, señor Slim? ¿Hay confianza? 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com