Ahora más que nunca en México urge la solidaridad ciudadana

Solidaridad es la salida, pensar en México, pensar en las familias mexicanas, pensar en el futuro es lo que nos queda.



Hoy jueves 28 de julio el panorama hacia el futuro es totalmente de miedo. Todos, bueno no todos, pero sí muchos sabíamos que López Obrador era un peligro para México, sabíamos de su incapacidad, de sus locuras, de su egolatría, pero millones no nos creyeron y todos, pero todos estamos pagando las consecuencias.

El señor López ha sido capaz de destruir a México, empezó inmediatamente al tomar posesión y lleva 4 años en franca labor destructiva, no quiere oír, no quiere entender, él solo ladra y ladra. Pero además actúa mal, hace las cosas al revés, divide, ataca, pelea, y usa sus mañaneras para darles su zanahoria a sus fieles seguidores. Un dulce, para que oigan lo que quieren oír y sigamos destruyendo a México. Éste sí se para diario pensando como joder a los mexicanos.

Su manejo en la crisis sanitaria más grande de los últimos años para la humanidad fue pésimo y no tan solo en lo de salud, también en lo económico y financiero, todo le valió madres. Al día de hoy otra vez pagamos las consecuencias, estamos ante la 5ª ola, se veía venir, solo él y sus genios de salud no lo vieron y liberaron todo, quitaron todas las medidas restrictivas preventivas, ya estamos sufriendo las consecuencias. Como siempre maquillan cifras. No hacen pruebas, no hay tratamientos. Y además de la Pandemia, la salud en general destruida.

En este momento el futuro de México, mejor dicho tu futuro, el de tus hijos, nietos y familias enteras está detenido con alfileres. Está a la espera de la ocurrencia de AMLO para ver qué suelta el 16 de septiembre o antes según amanezca el humor del inquilino de Palacio. Está peleando con los gigantes de América del Norte y principales socios comerciales de México. Está necio y aferrado a seguir viviendo en el pasado, sigue con su Nacionalismo Revolucionario revestido de populismo.

El día de ayer, miércoles en la reunión de Plumas Azules Rafael Elías un experto financiero nos comentaba de las posibilidades de la respuesta de AMLO para las observaciones hechas por la violación al T-MEC y las dos son de pavor y que generaría una gran crisis en México. Son: Salirse del T-MEC o nacionalizar todas las empresas generadoras de energía para “Fortalecer a PEMEX y CFE y defender la soberanía nacional”. Hoy muchos analistas y columnistas hablan del tema y refieren los peligros. Retroceso de más de 30 años y perder todo lo ganado.

Ante este panorama es momento de la solidaridad, de trabajar hombro con hombro como buenos ciudadanos, para evitar que pase esto y salir adelante. Cada quien desde su trinchera, cada quien en sus posibilidades, incluso dejar atrás el absurdo que AMLO inventó de ricos contra pobres, conservadores contra liberales etc.

Todos los ciudadanos que reciben dinero de los programas sociales deben entender que ustedes también perderán, al no haber recursos suficientes, aún con “La pobreza franciscana” se acabará el dinero. Los más pobres serán más pobres, no habrá empleo, no habrá servicios de salud y educación, no habrá apoyo alimentario que alcance, el gobierno tendrá que endeudarse más y eso llevará a más inflación. La deuda y la inflación son los peores aranceles que puedan tener.

La clase media tendrá el final dramático de hace décadas, casi desaparecer, será la más golpeada porque es la clase media el motor de México, es la que produce, paga más impuestos, trabaja más, lucha más. Y ya es momento que los grandes empresarios y los grandes millonarios, muchos de ellos que andan de lambiscones con AMLO por tener jugosas ganancias, piensen en los demás y aprieten los tornillos al Presidente y se solidaricen con sus trabajadores y con los mexicanos. No es como dijo Ebrard defender al Presidente, NO, es defender a México.

Después de las crisis del autoritarismo y el populismo socialista de Echeverría y López Portillo (López tenía que ser con respeto a los López del mundo) nos llevó tiempo salir adelante, en la crisis del 94 aún pagamos en parte sus consecuencias, pero después gracias a la apertura comercial de México, gracias a entender que la soberanía nacional no radica en el petróleo, que ya está por dejar de usarse, ni en el monopolio de la electricidad, fuimos mejorando nuestra calidad de vida.

Ya en este milenio dejamos de tener los sustos del final del sexenio, dejamos de tener la incertidumbre de la estabilidad del peso, dejamos atrás el fantasma de la inflación. Pero en 2018 llegó el destructor de todo. En su afán revanchista, por su resentimiento, por su voracidad de poder y usando al pueblo destruyó todo lo ganado.

Solidaridad es la salida, pensar en México, pensar en las familias mexicanas, pensar en el futuro es lo que nos queda. Exigir a los Legisladores Federales que hagan su trabajo y paren todo lo malo. Que el presupuesto de egresos de la federación sea para progresar y no para regalar. Ya no hay más tiempo.


Te puede interesar: Consejos para cuidar nuestros bosques y nuestros ríos

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.