No baja el flujo peatonal en el Centro Histórico

A un día de que el Gobierno de Ciudad de México anunciará su nuevo programa de reapertura del Centro Histórico, decenas de personas se aglomeraron en diversos puntos de la zona.


Centro medidad


Con Ciudad de México en semáforo naranja, diversos comercios y establecimientos han vuelto a operar con medidas sanitarias y restricciones en el flujo de gente. Como es el caso del Centro Histórico, que es uno de los puntos de comercio más importantes de la ciudad y que se encuentra bajo un programa especial de reactivación; sin embargo, dicho programa no ha sido respetado en su totalidad.

De acuerdo con el Gobierno de Ciudad de México, la reanudación de actividades en el centro debe ser ordenada para reducir contagios de COVID-19 entre los comerciantes y la población. El plan contiene cinco puntos, el primero es la peatonalización, después el cierre de estaciones del metro, en tercer punto están los filtros sanitarios en las calles más complejas, posteriormente el fortalecimiento del esquema pares y nones de negocios, y finalmente, el cumplimiento de medidas sanitarias.

Pero a un día de que el Gobierno de Ciudad de México anunciará, su nuevo programa de reapertura del Centro Histórico, decenas de personas se aglomeraron en diversos puntos de la zona sin tomar en cuenta la Sana Distancia y, en algunos casos, sin respetar medidas como el uso de cubrebocas. De acuerdo con información de otros peatones que circulaban por la zona, para ingresar a algunas calles y negocios había grandes filas, donde la gente no tomaba distancia ni las medidas correspondientes de sanidad.

Por medio de un comunicado, el gobierno anunció que se peatonalizó todas las calles del Centro Histórico, a excepción de Bolívar, Isabel la Católica, República de El Salvador, 20 de Noviembre, Pino Suárez, Donceles, República de Uruguay, Manuel de la Peña y Peña, Belisario Domínguez y Venustiano Carranza.

Según el gobierno, las personas que visiten esa zona de la ciudad deben ir solas, sin acompañantes; usando cubrebocas obligatorio. Pero durante el primer día no se pudo cumplir con las medidas básicas de sanidad como la Sana Distancia, pues en muchos casos los filtros que las autoridades instalaron en cada calle, para revisar el flujo de gente y prevenir que se exceda, causaron grandes filas de gente esperando para pasar a los comercios. Mientras que el tránsito en dicha zona fue un caos, de acuerdo con automovilistas que transitan esa zona.

En redes sociales, los ciudadanos externaron sus quejas y preocupaciones respecto a la situación del Centro Histórico.

Como una medida severa para reducir el flujo de peatones en el Centro Histórico, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno de Ciudad de México, propuso que los ciudadanos puedan recorrer y visitar los comercios y vialidades del centro según la primera letra de su primer apellido. Las personas con apellidos de la A a la L tienen permitido visitar el centro los días lunes, miércoles y viernes; mientras que las personas con apellidos de la M a la Z pueden hacerlo martes, jueves y sábado; los domingos todos los negocios van a cerrar.

 

Te puede interesar: El esfuerzo de trabajadores da vida a las empresas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.