Descentralización: están que se van y se van…

Con el avance de 17% de dependencias de gobierno que se movieron a alguna entidad distinta a la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador pretende reactivar la economía local.


Mapa de México con el logo de algunas dependencias


De las 28 dependencias de gobierno que el presidente Andrés Manuel López Obrador pretende mover a otros puntos de la República para reactivar la economía, sólo van cinco: las secretarías de Educación Pública (SEP); de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); de Bienestar, y de Cultura; así como el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Tenemos que actuar pronto”, dijo López Obrador en un video publicado en sus redes sociales en noviembre pasado. La mudanza de las cinco dependencias apenas representa 17%.

Pero lo que al principio pareciera que iba a darse de manera fluida y constante, quedó suspendido.

Y es que en los dos primeros meses de la actual administración, diciembre y enero, se dieron los cambios, pero ahí quedó, ya no hubo más movimientos.

Mudanza a medias

Tal parece que a los titulares de las dependencias de gobierno no les gusta mucho la idea de la descentralización de oficinas de gobierno.

Y es que a pesar que entre diciembre y enero cinco dependencias se mudaron a otras tantas entidades, medios locales reportan que apenas operan unos pocos trabajadores, mientras que a los titulares se les ha visto en escasas ocasiones, porque siguen operando en la capital del país.

Tal es el caso de la Secretaría de Educación Pública en Puebla: un inmueble con escaso personal que se limita a dar informes y brindar asesoría en trámites que, en caso de ser presenciales, deben ser atendidos en las oficinas centrales, aún en la ciudad de México.

Algo similar sucede en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en Yucatán. Según El diario de Yucatán, empleados de denuncian que el nuevo titular de la dependencia encargada de dar garantía de desarrollo sustentable y el equilibrio ambiental, Víctor Manuel Toledo, ni siquiera se ha presentado en las oficinas ubicadas en el edificio de la Comisión Nacional del Agua. Y la anterior secretaria, Josefa González-Blanco Ortiz Mena apenas los visitó en tres ocasiones.

En la Secretaría de Cultura, en el estado de Tlaxcala, se reporta una disminución de las actividades culturales que se desarrollaban en el Palacio de la Cultura. En algunos casos se tuvo que cambiar de sede.

Pero el sacrificio de trasladar actividades culturales a otros lugares parece que no valió la pena, pues la operación como oficinas administrativas de la Secretaría de Cultura no se da al cien por ciento; igual que los casos anteriores, sólo hay unos empleados operando.

Mudanza de los empleados. “Los voy a convencer”

Cuando el presidente López Obrador anunció la descentralización de las secretarías, indicó que para el traslado de las dependencias a otros estados sería necesario un acuerdo con los trabajadores al servicio del Estado. “Les vamos a dar facilidades”, anticipó.

Precisó que iba a brindar todas las facilidades a los trabajadores de las dependencias que residen en la Ciudad de México para que pudiesen hacer su vida en otros puntos de la República. Entre esos incentivos se incluían estudio para sus hijos, opciones de vivienda y condiciones laborales.

“Nada va a ser por la fuerza, todo por la razón y por el derecho; los vamos a convencer y vamos a llevar a cabo esta descentralización que va ayudar mucho a la vida pública y al país”, señaló entonces.

 

Te puede interesar: De Pueblos Mágicos a pueblos fantasmas 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.