En México, 30% de la población no puede manejar el estrés: UNAM

Benjamín Domínguez Trejo, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que el 30 por ciento de los mexicanos no puede manejar adecuadamente el estrés, y hay muchos que padecen hipertensión, cáncer, diabetes y otras enfermedades que propician niveles altos de estrés.

El académico subrayó que los altos niveles de estrés se relacionan con cambios inmunológicos causados por enfermedades, pues cuando el cuerpo humano eleva su respuesta inflamatoria “somos más vulnerables y frágiles biológicamente”, el cuerpo humano se vuelve débil y deja de defenderse.

Domínguez Trejo compartió que la actividad física por 30 o 40 minutos diarios, sentirse querido y apoyado, no ser discriminado y tener percepción de apoyo social, son factores que ayudan a las personas a modular sus niveles de actividad inflamatoria, lo que al mismo tiempo ayuda a controlar los índices de estrés en una persona.

“Las personas que caminan más de seis mil pasos al día, que son alrededor de 30, 40 minutos de caminata, tienen menores niveles de inflamación”, comentó el académico y recalcó que cualquier persona puede incluir la actividad física en su rutina y mejorar sus defensas inmunológicas.

Además, Benjamín Domínguez compartió que, a parte de la actividad física, cada vez se comprueba más que el apoyo social ayuda tanto a la salud física como emocional de las personas. “Una persona que se siente tratada injustamente, presenta niveles de inflamación más elevados y en este sentido, es más vulnerable”, destacó.

El estrés es sinónimo de vida, según Henri Laborit; es el hecho de estar vivos biológicamente, que tengamos que forcejear con cambios que ocurren todo el tiempo bajo nuestra piel y en el ambiente del que formamos parte”, comentó y recalcó que es urgente crear herramientas para medir cuánto estrés y cómo lo manejan las personas.

Aunque se conoce que el 70 por ciento de la población maneja bien el estrés y el otro 30 no, “hay que estudiarlo, medirlo, mejorar nuestras herramientas de medición. Este es un gran desafío, sobre todo para un país como el nuestro, en el que los recursos para la investigación científica se regatean”, comentó el académico.

Finalmente, Bejamín Domínguez explicó que los problemas de salud mental aún son muy poco comprendidos y en el mes de la salud mental, apreció que el tema se toqué y se compartan herramientas de todo tipo para poder avanzar en el tratamiento de las enfermedades mentales.

Te puede interesar: En el mundo una persona muere de hambre cada cuatro segundos

@yoinfluyo comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.