Hacer el mundo más ético, sustentable y de oportunidades es la misión del líder

Hoy más que nunca el mundo requiere sumar talentos para construir una sociedad que cuide de las necesidades de las personas, a partir de la interdependencia, indicó Gigi Cavalieri, presidente en Latinoamérica de la UNIAPAC.



La misión del líder es contribuir con su capacidad y dones para influenciar y transformar la sociedad en un lugar más ético, sustentable y con iguales oportunidades para todos, aseguró Gigi Cavalieri, presidente en Latinoamérica de la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC, por sus siglas en francés).

En un mensaje que ofreció en la Primera Cumbre Empresario del Futuro, que recientemente se llevó a cabo en Cancún, Quintana Roo, y que organizó de la mano de la Unión Social de Empresarios de México (USEM) que preside Eugenio Cárdenas Zaragoza, la presidente de la UNIAPAC en Latinoamérica enfatizó que hoy más que nunca el mundo requiere sumar talentos para construir una sociedad que cuide de las necesidades de las personas, a partir de la interdependencia.

Agregó que la independencia está vinculada a la subsidiariedad, en el sentido de dar seguimiento a las personas para que continúen y realicen sus logros a través de sus propios dones.

La dirigente de la UNIAPAC señaló que si bien es necesario aspirar a conformar un modelo de empresario para el futuro, como se propuso en este evento, es importante estar conscientes de que “no tenemos nada garantizado, solamente la fe nos mueve y permite caminar con firmeza, por esto vamos a preparar a las personas para que, de esta forma, cualquiera que sea su futuro, estén capacitadas para desarrollar de forma sostenible y digna su trabajo”.

Gigi Cavalieri destacó que la UNIAPAC es un organismo internacional inspirado en el pensamiento social cristiano, su objetivo es promover entre los líderes empresariales la visión y la aplicación de una economía que sirva a la persona humana y al bien común.

La UNIAPAC contribuye al desarrollo personal y formación de sus miembros y sirve de enlace entre las asociaciones cristianas de ejecutivos de empresas de todo el mundo para facilitar los intercambios y ser reconocida en todo el mundo por la promoción distintiva de la empresa como una vocación noble.

Es una federación internacional que fue fundada en 1931 en Bélgica y tiene su sede en París, Francia; además tiene presencia en 40 países de Europa, América Latina, África y Asia y aglutina a más de 45 mil asociados, líderes empresariales.

En América Latina, la UNIAPAC está presente en 10 países y actualmente busca desarrollar nuevas asociaciones en Bolivia, Costa Rica, Panamá y Estados Unidos.

Finalmente, Gigi Cavalieri hizo un llamado a los empresarios reunidos en esta cumbre para que apoyen y patrocinen la creación de nuevas asociaciones regionales, con el fin de lograr ampliar el mensaje de la UNIAPAC a la mayor cantidad posible de personas a nivel global.

 

Te puede interesar: USEM promueve empresas plenamente humanas y socialmente responsables

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.