Aprueban aborto, pero desatienden necesidades apremiantes de la sociedad

Al priorizar la legalización del aborto, las autoridades dejan de lado las inquietudes más apremiantes de la sociedad como la inseguridad que se sufre en numerosas zonas del país, la atención de salud y la urgencia que padecen millones de familias por encontrar empleo: CEM.



La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lamentó que el Congreso de Veracruz aprobara el aborto hasta las 12 semanas de gestación, pues dejaron en claro que esta decisión “constituye una grave injusticia que permite cometer un mal inaceptable en contra de otro ser humano en su etapa más vulnerable, cuando requiere mayor protección junto con su madre”.

Los obispos mexicanos reprocharon a los diputados veracruzanos que votaron a favor de terminar con la vida del bebé que vive en el vientre de su madre, toda vez que “no prestan atención a los motivos que orillan a una madre embarazada a considerar el aborto”, y recalcó que “el aborto no soluciona ninguno de los problemas de las madres que están gestando, sólo las convierte en madres de un hijo muerto”.

El pasado martes 20 de julio, el Pleno de la LXV Legislatura del Congreso de Veracruz aprobó con 25 votos a favor, tres en contra y una abstención la iniciativa para reformar los artículos 149, 150, 151, 153 y 154, y derogar el artículo 152, todos del Código Penal del Estado, con lo que se establecen diversas disposiciones sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El documento presentado por la diputada de Morena, Mónica Robles Barajas, expone que “antes de las 12 semanas, las mujeres podrán decidir si quieren o no continuar con el embarazo de manera voluntaria, así como quedó en la Ciudad de México, Oaxaca e Hidalgo”, donde se permite el aborto hasta los tres meses de gestación.

La CEM se adhirió a las muchas peticiones que integrantes de la sociedad civil hicieron a los legisladores a fin de evitar que modificaran la ley para consentir que sean cometidos abortos en las primeras 12 semanas de gestación sin protección para la vida del hijo en formación, así como consentirlo también en algunas causales en cualquier momento del embarazo, sin consideración a la vida del hijo.

En un comunicado, los obispos del país parafrasearon al papa Francisco quien en una entrevista televisiva en enero del presente año dijo que en el mundo actual “lo que pierde utilidad se descarta. Las personas que no son útiles se descartan. Se descartan a los niños, no queriéndolos o cuando simplemente no son queridos. Antes de nacer se cancelan en la vida”.

Por otra parte, los integrantes de la CEM advirtieron que con esta acción permisiva del aborto las autoridades dejan de lado las inquietudes más apremiantes de la sociedad, relacionadas sobre todo con la inseguridad que se sufre en numerosas zonas del país, con la atención de las necesidades de salud de los ciudadanos, con la urgencia que padecen millones de familias por encontrar empleo y con la preparación de la reanudación de la actividad en las escuelas.


Te puede interesar: “Con aborto, no te voto”, advierten ciudadanos a candidatos

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.