Libertad de expresión, deuda pendiente del Estado con la sociedad: Índice Chapultepec

El Estado mexicano, en sus tres órdenes de gobierno, tiene una deuda pendiente en materia de libertad de expresión con la sociedad: Índice Chapultepec.



Aun cuando en México no se vive la represión sistemática propia de una dictadura de quienes ejercen su derecho a expresarse públicamente a través de los distintos medios y redes de comunicación, “la abierta hostilidad del ejecutivo a quienes ejercen críticamente este derecho, su persistente descalificación a cualquier atisbo de cuestionamiento, el control de la agenda mediática y su manifiesta indisposición para escuchar cualquier voz distinta a su visión de país y al contenido de sus decisiones, comprometen el sentido mismo de la libertad de expresión propio de un régimen democrático, es decir, el control social del gobierno ejercido por una opinión pública robusta y una ciudadanía informada y participativa, resalta el Índice Chapultepec en su más reciente edición.

De acuerdo a la evaluación anual que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) llevan a cabo para elaborar el Índice Chapultepec, México se ubicó en el lugar 16 de los 22 países del continente americano que fueron valorados y obtuvo 49.21 puntos de un total de 100 que son calificados con lo que se coloca en el ranking de los lugares en los que se puede ejercer de manera parcial la libertad de expresión y de prensa.

Asimismo, se comprobó que la violencia contra los periodistas se recrudeció, lo que llevó a considerar que en el país existe un clima poco favorable para el ejercicio de la libertad de expresión.

El informe valora cuatro dimensiones: ciudadanía informada y libre de expresarse; ejercicio del periodismo; violencia e impunidad, y control de medios. El periodo de estudio se llevó a cabo entre el 31 de julio de 2020 y el 1 de agosto de 2021.

El aspecto en el que México resultó con la peor evaluación fue el de violencia e impunidad en el que se considera que hay un clima medianamente favorable para el ejercicio de la libertad de expresión. Los datos indican que algunas acciones y omisiones de las instituciones relacionadas con los entornos Ejecutivo, Legislativo y Judicial, influyen negativamente en el ejercicio pleno de ese derecho y de otros como la libertad de prensa y el derecho a la información.

En la presentación de la nueva edición del Índice Chapultepec que se llevó a cabo este martes de manera virtual, el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, afirmó que “sin libertad de prensa no puede haber una verdadera democracia”, y resaltó la importancia del Índice de Chapultepec como medidor del “grado” de libertad de expresión en 22 países de América y en “defensa y promoción” de estos principios.

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la SIP, Carlos Jornet, consideró preocupante la situación de la libertad de prensa en El Salvador, Guatemala, Brasil y México, en donde existen “restricciones solapadas” y “legislaciones que buscan controlar internet con la excusa de que no se propaguen noticias alarmantes”.

Jornet dijo que los tres países que cierran el ranking -Cuba, Nicaragua y Venezuela- se ubican en la categoría de los territorios sin libertad de prensa, naciones en las que no solo se ha mantenido esa condición, sino que en algunos casos acentuaron la represión.

En relación a México, el directivo de la SIP alertó de “la acción orientada a estigmatizar las voces críticas y no garantizar la seguridad física de los periodistas que informan” de los sucesos, al tiempo que condenó la impunidad de quienes asesinan a periodistas y atacan a los medios en el país.

En el capítulo que el Índice Chapultepec dedica a México, se advierte que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en sus conferencias de prensa incide negativamente en la estigmatización y descalificación contra periodistas y otros actores que critican al gobierno, lo que afecta y en algunos casos limita, de forma directa, el pleno ejercicio de la libertad de expresión de aquellos que no coinciden con sus políticas e ideas.

Además, señala que debido a que la libertad de expresión se vincula con el ejercicio de otros derechos como el acceso a la información y a la publicación de opiniones en el espacio público, cualquier acción que inhiba su pleno ejercicio debe ser visto con preocupación.

El informe afirma que el Estado mexicano, en sus tres órdenes de gobierno, tiene una deuda pendiente en materia de libertad de expresión con la sociedad, y “como ha quedado de manifiesto en la valoración cuantitativa que realizaron los periodistas y los expertos consultados en este estudio, el poder Ejecutivo es el que carga con el mayor peso de la influencia en el sostenimiento de este estado de cosas”, indicó.

Te puede interesar: Atrocidades y violencia reflejan patologías graves en la sociedad

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.