Freno a reforma constitucional electoral es logro de la ciudadanía: Margarita Zavala

Una vez muerta la posibilidad de llevar a cabo una reforma constitucional político-electoral, cuyo principal fin era minar la democracia a través del debilitamiento del Instituto Nacional Electoral (INE), fue puesto en marcha el “Plan B” del jefe del Ejecutivo consistente en cambiar leyes electorales secundarias, lo que legisladores de Morena y sus aliados apenas lograron concretar al sumar una mayoría simple en una sesión atropellada y en la que votaron prácticamente a ciegas la última versión de la iniciativa que recibieron a las 10 de la noche sin tener tiempo para conocerla.

La diputada Margarita Zavala Gómez del Campo, en conversación con Yo Influyo, calificó como un gran logro que la oposición, toda, unida y sin titubeos frenara la reforma constitucional político-electoral del presidente, lo que fue impulsado por la ciudadanía que salió a marchar el 13 de noviembre dejando muy en claro a los partidos políticos el mensaje de que debían defender la democracia. “Quienes estábamos en contra de esa reforma constitucional nos sentimos bien acompañados, y al mismo tiempo, vigilados, exigidos”. Además, esta manifestación disipó cualquier duda que pudiera haber existido en legisladores de oposición dejándoles en claro que había que seguirle los pasos a la petición ciudadana.

En el fondo lo que estaba en riesgo era la democracia y aunque en la marcha del 13 de noviembre la frase que nos unió fue la de “el INE no toca”, pero la verdad es que se pretendía debilitar al Congreso, a las instituciones electorales, a los municipios y la manera de elegir, aclaró.

Sin embargo, los diputados de oposición se unieron y lograron que se descarrilara la intención de derrumbar lo que a lo largo de tres décadas la ciudadanía ha construido en materia de democracia y que tiene que ver con instituciones como el INE y el Tribunal Electoral; con la credencial de elector con fotografía; con el padrón electoral que no es hecho por el gobierno ni por un partido político; con la calificación de las elecciones desde los tribunales y no en la Cámara de Diputados, vía colegio electoral; con debates en medios de comunicación, y con otras libertades que pretendían quitarse con la reforma constitucional propuesta por Andrés Manuel López porque “es propio de los dictadores populistas que la escalera por la que subieron la tiren para quedarse arriba, él o sus cuates, o los dos tres que iban con él pero es precisamente para sostenerse en el poder”.

Margarita Zavala indicó que al no conseguir sumar al número de diputados que se requerían para aprobar por mayoría calificada la reforma constitucional, López Obrador puso en marcha su “plan B” –de berrinche y de burdo- al mandar al Congreso una iniciativa mal hecha, que surgió de meter a una licuadora varias cosas, que a final de cuentas ni siquiera los legisladores de Morena conocían al momento de votar, “se notaba, por eso ni discutían nada ni podían subir a decir de lo que se trataba” la propuesta de reformas.

En este sentido, criticó que los diputados del partido oficial y sus aliados votaran el dictamen tras haberlo recibido solo unas horas antes sin siquiera tener la oportunidad de leerla, lo que por ética, elemental sentido moral y respeto a la verdad no debieron hacer.

Amargo amanecer

A pesar de que las reformas secundarias fueron avaladas por Morena y sus aliados, no fue lo que esperaba el presidente.

Margarita Zavala recordó que esta es la tercera reforma de fondo que le es rechazada al jefe del Ejecutivo, una de ellas en la Corte y la otra en materia eléctrica que no dejaron pasar los diputados de oposición, y esto tiene que ver con su incapacidad absoluta al diálogo.

Lo pone como a una persona que no es capaz de generar un diálogo y sí lo debilita y lo pone virulento. Y lo que pasó ayer la gente se ofende de que se trate así. En el fondo Morena no estaba tan claro ni tan a gusto, entonces eso también va resquebrajando hacia su interior, consideró.

“Yo espero que la gente que vale la pena entienda que no puede volver a darles el Congreso a quienes están lejos de ser demócratas y eso fue lo que pasó en 2018, le regalamos el país. Ya en el 2021 sí recuperamos y eso es importante porque en este año la oposición unida tuvo dos millones más de votos que Morena y sus aliados. Es importante que veamos que sí se puede, que sí se puede frenar que si se puede hacer contrapeso y hay que exigir que haya dignidad en el Congreso”, señaló.

Lo que sigue

Margarita Zavala dijo que una vez que las leyes secundarias en materia electoral aprobadas en la Cámara de Diputados se enviaron al Senado en donde aseguró que existe la posibilidad de que “podrían ser votadas en contra si la gente de (Ricardo) Monreal se mueve o decide actuar en consecuencia, con honestidad pública y con dignidad pública”.

De llegar a aprobarse también en la Cámara Alta la alternativa que quedaría es la de impugnarlas en la Corte, en donde Margarita Zavala aseguró no tener muchas esperanzas de que algo cambiara; sin embargo, enfatizó que al no lograrse concretar la reforma constitucional que deseaba el presidente hay una parte muy importante en materia de democracia que sí se salva y es importante tenerla en cuenta.

Para Margarita Zavala, la participación ciudadana fue fundamental en la defensa de la democracia, por lo que invitó a los ciudadanos a seguir siendo parte activa en toda clase de decisiones, pues “al país solo lo van a rescatar y a salvar las y los valientes que no queremos ver en retroceso al país, sino siendo el gran país que merece ser y para lo que nació”, subrayó.

Te puede interesar: Congreso debe rechazar modificaciones al sistema electoral: HRW

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.