Con sargazo crean bioplástico degradable en un mes

El proyecto transforma el alga sargazo en alginato de sodio, que después es convertido en bioplástico el cual se desintegra al contacto con la tierra en un mes.


Arga bioplástico


Arga es el proyecto de estudiantes del Tecnológico de Monterrey, que pretende generar ser un bioplástico que se degrada en un mes y se fabrica con el sargazo que existe en playas mexicanas. Saraí Rojas y Gamaliel Casiano de la carrera en Ingeniería en Innovación y Desarrollo, y Daniela Ponce y Andrea Nieto de Diseño Industrial, son el equipo originario de Puebla, creador de Arga.

“Fue agotador y éramos muy autocríticos, nunca estábamos conformes… saber que nuestro proyecto tendrá difusión nos motivó y unió como equipo”, comentó Andrea Nieto a su universidad. Arga es el proyecto basado en la economía circular, que tiene como objetivo aprovechar todos los recursos para que los desechos sean los menos posibles, y es ganador del concurso James Dyson Award 2020.

El concurso James Dyson Award 2020 es una de las competencias más importantes para estudiantes que pertenecen al área de diseño e innovación. El concurso es global y cuenta con un reconocimiento general y uno en específico que se entrega por innovación, Arga fue el proyecto ganador en innovación, superando los proyectos estudiantiles de 43 países.

Arga surgió luego de que en una de las competencias académicas, los jóvenes se dieran cuenta de las problemáticas del mar y como el sargazo afecta no sólo el turismo comunidades mexicanas, también a diversos ecosistemas que sufren desbalances. El proyecto transforma el alga sargazo en alginato de sodio, que después es convertido en bioplástico que se desintegra al contacto con la tierra en un mes.

“Toda su cadena de valor está pensada para tener un impacto positivo, somos conscientes de que hay bioplásticos y productos tecnológicos que son una alternativa, pero es básico tener la responsabilidad de todo lo que conlleva producir un producto”, detalló Andrea Nieto y recalcó que el beneficio de Arga no sólo es medio ambiental, también social y económico.

Puedes leer: Mexicanos fabrican ladrillos con sargazo

El proyecto planea tener el apoyo de pescadores en zonas donde abunda el sargazo, los pescadores recolectarán el sargazo y recibirán una compensación económica por su ayuda; posteriormente entrará el apoyo de empresas que recibirán rollos del bioplástico creado por los jóvenes para modificar los empaques de sus productos. De acuerdo con los jóvenes, las panificadoras son las principales empresas pensadas para ese paso. “Tendrán la oportunidad de mejorar, diversificar sus empaques y colaborar con el medio ambiente”, comentaron los jóvenes.

“¿Qué estamos haciendo como equipo para tener un impacto en el país? Creemos que México tiene fuga de talento e ideas, porque es difícil desarrollarlas aquí; hoy nos damos cuenta de que hay una luz y esperamos seguir”, finalizó Andrea Nieto y recalcó que ella y su equipo de emprendedores esperan que con el tiempo Arga pueda hacer importantes alianzas con empresas e instituciones en México.

Arga sigue participando en concursos como la beca Santander, la competencia Jump Chile y Heineken Green Challenge, lanzado por la cervecera.

 

Te puede interesar: Lanzan concurso para impulsar la economía circular

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.