La pandemia está cambiando los roles tradicionales en el hogar

La pandemia y el tiempo en casa son un buen momento para que las parejas renegocien las tareas del hogar y las obligaciones con los hijos y así ambos puedan estar involucrados.



Durante décadas, los roles en la familia se clasificaban dependiendo de si una persona era hombre o mujer, pues se creía que el hombre debía salir a trabajar y mantener a la familia, mientras la mujer se quedaba en casa a cuidar del hogar y los hijos; sin embargo, con el avance del mundo en las nuevas generaciones han cambiado los roles que hay en la familia y hoy comienzan a existir diversas variantes de los roles que hombres y mujeres tienen en el hogar.

Además, con la pandemia de COVID-19 que invadió al mundo a principios de 2020 y la estadía en casa como parte del confinamiento, los roles tradicionales en las familias cambiaron y los hombres se tuvieron que involucrar más en los quehaceres domésticos y otras labores del hogar que, en muchos casos, se seguían pensando como responsabilidad de las mujeres.

Especialistas en física, historia, ingeniería y matemáticas, que participaron en el foro “La investigación y la docencia en tiempos de pandemia: Científicos al cuidado”, concluyeron que la pandemia trajo cambios en los roles tradicionales de la familia y llamaron al Estado a trabajar en políticas transversales en materia de género que favorezcan el apoyo del hombre en el cuidado de los hijos y la casa, además de generar ese cambio desde el núcleo familiar.

“Socialmente la mujer es la única que tiene responsabilidad de los hijos y del hogar; sin embargo, hoy es tiempo de democratizar las estructuras no sólo desde los gobiernos, las instituciones y estructuras públicas, sino también en la vida cotidiana y familiar”, comentó Edgar Tafoya Ledesma, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Noé Cruz Marín, de la Facultad de Ingeniería, aseguró que la pandemia y el tiempo en casa son un buen momento para que las parejas renegocien las tareas del hogar y las obligaciones con los hijos y así ambos puedan estar involucrados.



Por otro lado, Francisco Quijano, del Instituto de Investigaciones Históricas, subrayó que las políticas de apoyo a la mujer incluyen prestaciones que a futuro reproducen esquemas donde son las únicas que deben preocuparse por el cuidado de los hijos y el hogar, y puso como ejemplo el acceso a guarderías o estancias, pues el hombre no puede pedir esos servicios y esa obligación recae en las mujeres.

Pablo Barberis, del Instituto de Investigación en Matemáticas Aplicadas y Sistemas, detalló que es importante que se haga presión a nivel estructural para que el hombre se haga responsable de sus hijos.

Finalmente, los académicos y especialistas concluyeron en que aplaudir o celebrar que el hombre ayude en tareas domésticas o cuide a sus hijos es algo erróneo, pues es su trabajo y es una responsabilidad social. “Para reducir las aristas del problema de la desigualdad, lo mejor es ‘normalizar’ la atención y participación del hombre en el hogar”.

 

Te puede interesar: Los gastos familiares cambiaron por la pandemia: Condusef 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.