Adolescencia: ¿Qué es normal y qué no es normal?

La adolescencia es la transición entre la infancia y la juventud. Como papás de adolescentes muchas veces no sabemos cómo educarlos, qué tanto exigirles, o bien dejarlos que ellos decidan.

Es por ello que hoy quiero compartir contigo que conductas puedes considerarse normales durante la adolescencia, y cuales representan focos rojos:

-El adolescente tiende a exagerar las cosas que le pesan; sus experiencias generalmente las enaltece e idealiza. La exageración es un aspecto característico de la adolescencia, pero no así las mentiras.

-Por lo general el adolescente pone a prueba las reglas, normas y los límites de la familia y de las instituciones; los reta, pero cuando el fin mismo reside en el placer de quebrantarlas, estamos frente a una conducta anormal.

-El adolescente tiende a actuar más que a pensar; sin embargo, la presentación de cierto tipo de conductas impulsivas que ponen en riesgo su integridad moral o física, o la de otros, es señal de alarma.

-En esta edad, el o la joven desea todo con premura, requiere de soluciones inmediatas a sus peticiones. Hay que prestar atención cuando se acentúa su incapacidad para tolerar frustraciones o para postergar sus deseos o necesidades; si esta frustración se vuelve violenta, cruel o desconsiderada.

-Si el adolescente se retrae, se recluye en su casa y no le interesa el trato con su grupo de pares, es una señal de alarma.

-Se espera a menudo una baja en el rendimiento académico en relación a su trayectoria anterior.  Atención si los problemas escolares crecen, ya que puede haber faltas de disciplina o bien abandono de sus estudios.

-Todos los seres humanos sentimos temor en ciertos momentos de nuestra vida; sin embargo, si un adolescente empieza a presentar episodios de miedo irracional hacia un objeto o situación, indica que algo lo está perturbando y lo hace sufrir.

-La presentación de conductas antisociales que lesionan a otros y lo conducen a cometer actos ilegales no son normales.

-Probar nuevas experiencias es algo que lleva al adolescente a correr ciertos riesgos; sin embargo, someterse a experiencias límite, sobre todo el abuso del alcohol y las drogas, es una señal de que algo marcha mal en el adolescente.

-En la mayoría de los adolescentes hay una gran inquietud por la apariencia personal y por el cuerpo; un exceso de preocupación que lo ponga angustiado, así como un descuido importante por su cuerpo, su higiene y su apariencia, puede ser indicio de que hay un problema.  Esto incluye una actitud extraña frente a los alimentos, ya sea su abstinencia o el abuso de éstos.

-Estar pendiente cuando aparece una marcada inclinación por aspectos religiosos y filosóficos que lleven al adolescente a aislarse de su medio, al extremo de asumir compromisos con ciertos grupos de tendencias radicales.

Como podrás darte cuenta, los aspectos anteriores son importantes señales de alarma.  Como papás debemos tener conciencia y pedir la ayuda de un especialista si es necesario.

Recuerda, la adolescencia es una etapa muy importante en la vida de tus hijos: debes estar muy cerca de ellos.

Te puede interesar: Diferencia entre éxito y fracaso

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.