¡Gracias, y adiós, Morena y aliados!

“Gracias por todo lo que nos hicieron aprender; pero adiós, Morena y aliados, no queremos saber más de ustedes, ya entendimos que la democracia no es ir a las casillas cuando toca; sino participar activamente todos los días”.



El domingo 17 de abril de 2022 quedará marcado en la historia de México como la jornada que capturó el interés de los mexicanos en el proceso legislativo. El canal del Congreso nunca había tenido tal cantidad de gente conectada. Ciertamente, por eso, Morena ha prestado un servicio invaluable a la historia de la participación ciudadana y la ponderación de la División de Poderes. Lo alcanzado viene de mucho tiempo atrás y sería deseable que se convierta en una dinámica normal en la sociedad mexicana. De esta manera, se puede aspirar a que el presidencialismo y, sobre todo, en su peor versión que es el populismo mesiánico actual encarnado en Morena no sólo estén en sus últimas horas sino que no vuelvan nunca más.

Las raíces de este día sí están en septiembre de 1997, cuando luego de la instauración del entonces Instituto Federal Electoral, el país tuvo por primera vez una Cámara de Diputados en la que el presidente —Zedillo a saber— no tenía la mayoría que habían gozado sus antecesores ni tampoco la tendrían sus predecesores hasta septiembre de 2018 en que el modelo regresó.

Ese regreso se dio por múltiples razones; pero una de ellas fue que el impulso ciudadano y plural para lograr la alternancia no continuó. Se creyó que era suficiente con tener un presidente de otro partido y una Cámara diversa, se perdió el interés en la política y se dio por supuesto que todo funcionaría sin trabas de ahí en adelante. Después de todo, los viejos hábitos son más fáciles de retomar que los buenos; como sabe cualquiera que se ha propuesto comer saludable o hacer ejercicio. Hay que emplear muchos años y mucho esfuerzo para consolidar el camino de la salud para lograr que lo fácil sea tener buenos hábitos y no al revés.

Así, en las elecciones de 2021 hubo que hacer un esfuerzo muy grande por tratar de recuperar “los buenos hábitos” de una Cámara de Diputados balanceada. No se logró lo que algunos hubieran deseado que era lograr que Morena y aliados tuvieran que negociar todo con la oposición al no contar con mayoría simple; pero, por lo menos, se le arrebató la mayoría calificada que les impide cambiar la Constitución.

Lo que le pasó al titular del Ejecutivo de ver rechazada una iniciativa de reforma constitucional, contra lo que muchos han difundido, no sólo le ha pasado a él; les ocurrió a Fox, a Calderón y a Peña, porque así funciona la democracia. Si bien hay una diferencia fundamental, esas derrotas no fueron parte de un espectáculo ya que en el juego democrático se sabe que si no tiene consenso no vale la pena pasar al Pleno (a todos los diputados reunidos) las iniciativas que serán desechadas.

El juego de Morena de pasar la iniciativa al Pleno y luego, además, mover la fecha generó todo tipo de especulaciones respecto a sus motivos secretos. Es cierto que los vientos habían cambiado luego baja participación en la Consulta de Revocación de Mandato. Por algunos se interpretó entre la oposición asumiendo que más del 80% no están con el presidente. Sin embargo, se dio luego de un ejercicio ciudadano desde Twitter. En este se pedía a los usuarios arrobar a su respectivo diputado o diputada preguntándole si iría a la sesión y si votaría en contra de la reforma. Hubo algunas cuentas que difundieron también los correos electrónicos de los diputados por lo que se puede asumir que también hubo quien lo hiciera por ese medio.

Al final del ejercicio, se contabilizaron las respuestas de prácticamente todos los diputados del PAN, PRI, PRD y MC confirmando públicamente su asistencia para rechazar la reforma. De hecho, el cambio de “bando” del diputado Aysa de Campeche quedó claramente enmarcado con un tuit apoya al PRI en que rechazan la Reforma seguido de otro donde dice todo lo contrario. Ese cambio de camiseta, por días, hizo temer que hubiera más, lo que no sucedió. Incluso, el Verde tuvo dos diputados que votaron en contra —y ya ninguno está en el Verde—.

Por ello, gracias, Morena, por tu necesidad de aparecer como “víctima de la democracia” (¿a quién le habrás aprendido?). Si no hubiera sido por ti, la sociedad no habría involucrado así con los diputados y ni habría testimoniado en primera fila lo que significa la División de Poderes.

Nunca se había socializado así la labor legislativa; desde el sábado por la noche no se quitó ojo a lo que sucedía en San Lázaro, al interior y al exterior. Los diputados de PAN, PRI, PRD y MC pudieron exhibir sus llegadas, sus sleeping bags, sus porras haciendo sentir por primera vez que el voto útil (y el convencido) de junio de 2021 había valido la pena. Y a los ciudadanos que usan redes que éstas son un instrumento de presión con un peso propio que sí incide en la dinámica del país.

Sin embargo, no todo es felicidad. Se debe ponderar muy bien el valor de las redes como instrumento de presión; pero se debe complementar con la labor en la calle (gracias, Morena, también por esa lección que nos sale tan cara con los Siervos de la Nación, pero que nos muestra el camino). Tampoco se puede creer que hacer un día ejercicio ya nos vuelve deportistas; debe volverse permanente el conocer a nuestros representantes y estar sobre ellos vigilando su asistencia, el sentido de su voto y sus aportaciones a los debates, las iniciativas que propongan, etc. Además, los diputados que hoy se engloban como oposición deben poner ya de su parte para mostrar que son capaces de generar opciones para el futuro próximo y no nomás contener los golpes.

Finalmente, se debe recordar que el voto útil es una herramienta para situaciones extremas; pero por desgracia, las elecciones en seis estados de este año, dos el que entra y el gran proceso del 2024 todavía califican como situación y debe seguir hasta que digamos: “Gracias por todo lo que nos hicieron aprender; pero adiós, Morena y aliados, no queremos saber más de ustedes, ya entendimos que la democracia no es ir a las casillas cuando toca; sino participar activamente todos los días”.


Te puede interesar: Después de la tolvanera de la revocación

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.