Recuperación del empleo en AL ha sido lenta, incompleta y desigual: Cepal y OIT

La Cepal y la OIT indicaron que en 2021 se puso en evidencia que la recuperación de los mercados laborales ha sido desigual, pues ha habido una mayor afectación para las mujeres.



En un nuevo informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) informaron que aunque en 2021 hubo un crecimiento de los indicadores laborales, la recuperación del empleo en Latinoamérica y el Caribe ha sido lenta, incompleta y desigual.

De acuerdo con el informe “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. Los salarios reales durante la pandemia: evolución y desafíos”, las economías de AL y el Caribe crecieron 6.6 por ciento en 2021 y se registraron mejoras, en el crecimiento del empleo, la tasa de participación laboral y un descenso en la tasa de desocupación.

“A finales de 2021 varios de los países habían recuperado su nivel de PIB anterior a la crisis, mientras que los niveles de empleo, en muchos casos, aún estaban por debajo”, comentaron las instituciones y destacaron que podría haber un reforzamiento de instrumentos que faciliten la reincorporación de las personas al mercado laboral.

En 2021 se produjo recuperación de ocupación del 6.8 por ciento entre el cuarto trimestre del año y el mismo periodo de 2020; sin embargo, pese al considerable aumento del empleo a lo largo del año, solo a partir del cuarto trimestre de 2021 el número de ocupados en la región alcanzó el nivel registrado al cierre de 2019.

Además, la Cepal y la OIT indicaron que en 2021 se puso en evidencia que la recuperación de los mercados laborales ha sido desigual, pues se ha registrado una mejora del empleo y participación más alta para hombres que para mujeres. “Las brechas laborales entre hombres y mujeres se profundizaron en 2021”, destacaron.

“La crisis generada por la pandemia afectó de manera más significativa el empleo femenino, registrándose un retroceso equivalente a más de 18 años en los niveles de la tasa de participación de las mujeres”, destacaron y recalcaron que ahora el mayor número de tareas de cuidado de niños o adultos enfermos recae en las mujeres.

Por otro lado, la Cepal y la OIT explicaron que se ha vuelto fundamental la activación de instrumentos institucionalizados, como la negociación colectiva y la determinación de los salarios mínimos, para que se discutan ajustes salariales que permitan responder a las necesidades de los trabajadores y las empresas.

Finalmente, las organizaciones indicaron que para 2022 se espera una desaceleración del ritmo de creación de empleo, al mismo tiempo que se prevé que los avances en el proceso de vacunación, las menores restricciones a la movilidad y la reapertura de las escuelas impulsarán una recuperación de los niveles de participación, en especial de la femenina.

 

Te puede interesar: Empresas exitosas y sostenibles, inscríbete a la iniciativa Bosques & Co

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.