México avanza, hacia atrás, en su capacidad para combatir la corrupción

México ocupa el lugar 12 de los 15 países de América Latina analizados por el Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción 2022 con una calificación de 4.05 sobre 10.



El Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC) 2022, que analiza y clasifica a 15 países de América Latina según la eficacia con la que pueden combatir la corrupción, reveló que México siguió en su trayectoria descendente desde 2019 y este año cayó del puesto 11 al 12, tan solo mejorando las posiciones obtenidas por Guatemala, Bolivia y Venezuela.

De acuerdo al Índice CCC, que elabora el Consejo de las Américas para evaluar la capacidad de América Latina para detectar, castigar y prevenir la corrupción en esta cuarta edición, destaca que la lucha contra la corrupción presentó un panorama heterogéneo en toda América Latina durante el año pasado y mientras algunos países mostraron resiliencia, otros, incluidos los dos países más grandes de la región, México y Brasil, sufrieron nuevos reveses en instituciones claves y en el entorno anticorrupción en su conjunto.

En 2022 México ocupó la posición 12, un lugar debajo del que ocupó en 2021, entre los 15 países considerados en esta medición, y obtuvo un puntaje general de 4.05 (sobre 10), una caída de cinco por ciento respecto de la calificación obtenida en 2021 (4.25) y 13 por ciento si se compara con la registrada en 2019 (4.65), lejos de la primera posición que encabeza Uruguay con una calificación de 7.42.

Cabe destacar que en lugar de medir los niveles percibidos de corrupción, el Índice CCC evalúa y clasifica a los países en función de la eficacia con la que combaten la corrupción. Se considera que los países con una puntuación más alta tienen más probabilidades de que los actores corruptos sean enjuiciados y sancionados. La impunidad continua es más probable en los países situados en el extremo inferior de la escala.

En el fondo

Este índice consta de tres categorías: la Capacidad Legal, Democracia e Instituciones políticas y Sociedad Civil y Medios de Comunicación.

En torno a la Capacidad Legal, en la que se considera la independencia y eficiencia judicial; la independencia y eficacia de los organismos anticorrupción; el acceso a la información pública y transparencia general de gobierno México, la independencia y recurso de la Fiscalía General y de los agentes de investigación, así como el nivel de conocimientos y recursos disponibles para combatir los delitos de cuello blanco, entre otros, alcanzó una puntuación de 3.68.

En cuanto a la categoría de Democracia e Instituciones Políticas donde se consideran como variables a la calidad y aplicabilidad de la legislación sobre financiación de campañas; procesos legislativos y de gobierno, y la calidad general de democracia, la calificación obtenida por México fue de 3.72.

Finalmente, en el rubro de Sociedad Civil y Medios de Comunicación en donde se evalúa la movilización de la sociedad civil contra la corrupción; mejoras en la educación; calidad de la prensa y del periodismo de investigación, y comunicaciones digitales y redes sociales el puntaje alcanzado fue de 6.22.

De acuerdo al Índice CCC, México experimentó retrocesos en todas las categorías, pero el descenso más pronunciado se produjo en la de democracia e instituciones políticas en la cual tuvo una fuerte caída en la variable que evalúa los procesos legislativos y de gobierno, lo cual refleja los esfuerzos percibidos por parte del poder Ejecutivo para interferir en los asuntos legislativos y judiciales.

Por otra parte, el reporte advierte que cada vez es mayor la crítica que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho al poder judicial y a los organismos autónomos como el Instituto Nacional Electoral (INE), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Indicó que México se encuentra por debajo de la media regional en la variable que evalúa la independencia y eficacia de los organismos anticorrupción, los cuales, según algunos observadores, han sido utilizados para obtener beneficios personales o cuentan con nombramientos basados en motivos políticos.

En este sentido, señaló que el número de contratos estatales adjudicados directamente va en aumento, y las fuerzas armadas—que no están sujetas al mismo escrutinio y normas de transparencia que los organismos civiles—participan cada vez más en importantes proyectos de infraestructura.

Asimismo, el Índice CCC 2022 resaltó que durante el último año López Obrador escaló sus críticas hacia las organizaciones de la sociedad civil y hacia la prensa en medio de revelaciones de supuestos conflictos de interés y corrupción que involucran a sus familiares y aliados, lo cual ellos niegan. México registró un retroceso en la puntuación que mide la movilización de la sociedad civil contra la corrupción, pero se mantuvo por encima de la media regional.

En el índice CCC 2022 el país con mayor puntuación es Uruguay (7.42 sobre 10). Uruguay es seguido por Costa Rica (7.11), Chile (6.88), Perú (5.66), República Dominicana (5.19), Argentina (5.04), Panamá (4.96), Colombia (4.87), Ecuador (4.82), Brasil (4.76), Paraguay (4.45), México (4.05), Guatemala (3.38), Bolivia (2.57) y Venezuela
(1.63).

Te puede interesar: Inseguridad y corrupción, los problemas más preocupantes para los mexicanos: México Elige 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.