Imprimir esta página

Impeachment busca cerrar paso a Trump para otra candidatura

Es claro que el trumpismo como tal sigue latente en su base social, aunque no necesariamente con Trump en la cabeza visible frente a los escenarios políticos.



Será el miércoles 20 de enero cuando Joe Biden asumirá la presidencia de Estados Unidos a pesar de las acusaciones de fraude electoral hechas por el todavía mandatario Donald Trump que no fueron comprobadas, así como de la inédita protesta en el Capitolio de la cual fue responsabilizado por la Cámara de Representantes y por el que será sometido a un juicio político (impeachment) en el Senado.

De acuerdo a la opinión de Érick Fernández Saldaña, internacionalista y académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, el segundo juicio político al presidente Donald Trump busca en el fondo evitar que tenga la posibilidad de postularse a otra candidatura presidencial en el año 2024.

Recalcó que la decisión que se pudiese tomar en el impeachment los próximos días, semanas o meses, busca que Trump no tenga derecho a participar en otro proceso electoral.

El académico consideró que este nuevo impeachment a Trump es una pésima experiencia para el Partido Republicano, porque su representante, en términos del Ejecutivo, es el primer presidente de Estados Unidos que enfrentará dos juicios políticos en su administración.

Agregó que esta situación dejará una huella que trascenderá en el tiempo al Partido Republicano, el cual tendrá como reto recuperar la confianza de los electores y de quienes aportaron recursos económicos para apoyar a este partido y sus candidatos.

Sobre la presencia de tropas de la Guardia Nacional en Washington, incluido el Capitolio que asciende a más de 10 mil efectivos desde el sábado, cifra que podría incrementarse hasta 20 mil elementos, Fernández Saldaña señaló que este hecho refleja la preocupación de los sistemas de seguridad en la Unión Americana, pues en el pasado no se había visto un despliegue militar tan importante en la capital norteamericana después del 11 de septiembre de 2001.

Anadió que la alerta se basa en que abiertamente no se conoce si ha habido llamados de grupos que simpatizan con Trump, que tienen su propia agenda supremacista, a llevar adelante acciones que deriven en algo parecido a la toma del Capitolio o a un evento más complicado, lo cual sería preocupante en términos de la estabilidad y la unidad a las que tanto ha llamado el presidente electo Joe Biden.

El académico de la Universidad Iberoamericana dijo que el mensaje enviado por Trump a través de la cuenta de Twitter de la Casa Blanca, pidiendo a las personas que simpatizan con él a no recurrir a la violencia en sus protestas, fue a destiempo, ya que fue publicado mientras se discutía la parte final de la votación del impeachment en la Cámara de Representantes, lo que hubiera sido distinto si el llamado lo hubiera hecho mientras se daba la toma del Capitolio.

Fernández Saldaña apuntó que en el mensaje del presidente norteamericano a la no violencia no hay un acto de contrición de su parte, además de que nunca hizo un llamado a ser solidario con las víctimas de lo ocurrido en el Capitolio.

Finalmente, el académico de la Universidad Iberoamericana afirmó que es claro que el trumpismo como tal sigue latente en su base social, aunque no necesariamente con Trump en la cabeza visible frente a los escenarios políticos.


Te puede interesar: ¿Cambio o continuidad? En EU la moneda está en el aire 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.