El 2 de diciembre la ONU conmemora el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, un día para reflexionar sobre el flagelo que viven millones de personas en el mundo.
El secretario de Estado Vaticano saludó la iniciativa de formar jóvenes que sean líderes por la paz.
El Papa pidió a empresarios una “perspectiva de un progreso dentro del horizonte más vasto del bien común, de la dignidad humana y del justo empleo de los recursos naturales confiado a nuestros cuidados".
Rodrigo Duterte llamó a los obispos y sacerdotes “idiotas”, además de calificar las creencias católicas como “arcaicas”, asegurando es “una fe de hace 3 000 años”.
La Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada publica informe sobre la libertad religiosa e iluminará templos de varias ciudades para hacer conciencia sobre este derecho fundamental.
Donald Trump señala que así como están atacando al Estado Islámico en Afganistán, así defenderán la frontera sur de Estados Unidos
La empresa abortista Planned Parenthood propone recaudar fondos y elaborar notas de agradecimiento a los 35 000 empleados de dicha empresa por brindar servicios a miles de pacientes.
El Papa Francisco publicó un mensaje con motivo de la próxima Jormada Mundial de la Juventud, cuyo lema es “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra”.
Charlotte Petri Gornitzka, directora Adjunta de UNICEF, señaló que "hoy en la Unión Europea hay al menos 100 millones de niños y adolescentes que deberían hacer oír su voz acerca de las decisiones sobre su futuro”.
El cardenal Pietro Parolin señaló que se corre el riesgo de convertir a los derechos humanos de objetivos y universales en individuales y subjetivos.
El condado de Los Ángeles retira estatua de Cristóbal Colón por considerar el Descubrimiento de América como un acto genocida.
A pesar de un ataque mediático, como pocos por parte de los demócratas, medios de comunicación y personalidades de Hollywood; Donald Trump mantiene fuerza en el Senado y en bastiones estatales.
Se realizo la Tercera Revisión de México en Derechos Humanos ante la ONU, en donde nuestro país aseguró que los crímenes de agresión en el país requieren mayor esfuerzo de autoridades.