Sin Seguro Popular pacientes no tendrían acceso a atención especializada

La desaparición del Seguro Popular dejaría vulnerable a la población que no tiene IMSS ni ISSSTE y está en tratamientos especializados como cáncer, cuidados intensivos neonatales, o enfermedades infectocontagiosas como el VIH.


Desaparece seguro popular


La estrategia desarrollada por el gobierno federal para universalizar los servicios de salud no prevé el acceso a hospitales de tercer y cuarto nivel de atención, señalaron diversos especialistas que ven como un potencial riesgo la desaparición del Seguro Popular.

El plan del gobierno federal para universalizar los servicios de salud en ocho estados del sureste mexicano implica que los beneficiarios del Seguro Popular ahora sean atendidos en unidades de IMSS Bienestar, las cuales sólo brindan servicios de primer y segundo nivel (primer contacto, medicina interna, cirugía general), mientras que el Seguro Popular, a lo largo de 16 años de existencia, desarrolló infraestructura y personal médico de Unidades Hospitalarias de Alta Especialidad para tercer y cuarto nivel de atención (patologías complejas, trasplantes, etc.).

Esta decisión podría dejar sin acceso a atención especializada, por ejemplo cuidados intensivos neonatales, trastornos quirúrgicos, cáncer y enfermedades infectocontagiosas, a la población que no tenga IMSS ni ISSSTE. Lo cual afectaría en primera instancia a los habitantes de los 8 estados del sureste mexicano que firmaron el convenio con el gobierno federal para universalizar los servicios de salud pública: Guerrero, Oaxaca, Campeche, Chiapas, Veracruz, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Al respecto, José Ángel Córdova, exsecretario de Salud, alertó que esta acción quitaría la posibilidad de que personas sin recursos accedan a tratamientos y cirugías que son parte del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos.

El exfuncionario estimó que el IMSS no cuenta con la capacidad para atraer los servicios que ya otorga el Seguro Popular. Sin embargo, cree que el Seguro Social y la Secretaría de Salud podrían encargarse de las compras consolidadas para evitar la corrupción en los estados, que ha sido evidenciada por la actual administración.

Por otra parte, Judith Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que la estrategia de federalización de la salud será una fusión de los sistemas actuales, para dar cobertura a las poblaciones sin seguridad social. Sin embargo, planteó la necesidad que se tendría de seguir haciendo uso de la infraestructura y personal del Seguro Popular para la atención de tercer y cuarto nivel, esto es, en el caso de que los pacientes requieran atención altamente especializada, como trasplantes o neurocirugías.

En cuanto a los gobiernos estatales donde se homologará el sistema de salud para todos los habitantes, hay incertidumbre pues aún no existe claridad sobre cómo se implementará. Además de que la demora de los nuevos lineamientos de la operación del sistema de salud de Bienestar, donde estará integrado el IMSS con el extinto Seguro Popular, mantiene estancadas las acciones en dichos estados.

De acuerdo con el periódico Excélsior, el gobernador de Oaxaca señaló que los recursos financieros que serían destinados para el Seguro Popular ahora serán transferidos a IMSS-Bienestar, aunque no se sabe cuándo, lo que se ha reflejado en la inconformidad de una centena de trabajadores operativos.

De igual manera personal del IMSS confió a dicho medio de comunicación que: "En Oaxaca, como en muchas zonas del país, los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social se quejan de las deficiencias, y así simplemente no es posible abrirle la puerta a más gente sea o no asalariada", comentó.

Otro ejemplo es el de Veracruz, donde el delegado de los programas sociales de Bienestar en el estado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, señaló que aún no están esquematizados los servicios médicos estatales con este nuevo sistema universal, además que aún no conoce a profundidad el convenio firmado entre la Federación y el estado.

Caso similar es el de Guerrero, donde funcionarios del IMSS aún no reciben notificación oficial sobre este nuevo esquema en los servicios de salud. Su conocimiento del programa es a través de las noticias, pero no les ha llegado de manera oficial ningún documento. Señalaron que desconocen cuándo dará inicio el programa en Guerrero.

Con información de Excélsior.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.