Durante Semana Santa miles de jóvenes alrededor del mundo parten a las comunidades más vulnerables para vivir experiencias únicas y apreder a dar sin esperar nada a cambio.

A pesar de que podría pensarse que la subsidiariedad y el asistencialismo buscan apoyar a los más necesitados, la realidad es que una estrategia asistencialista sólo generará más pobreza y México ya no necesita eso.

Benjamín Córdova, fundador de Qóhelet ayuda a familias y comunidades a prevenir las adicciones, las cuales son el síntoma de problemas internos en las personas.

Todos los mexicanos hasta los más pobres tienen la capacidad de construir nuestro propio destino, y el gobierno debe procurar las herramientas y oportunidades para ello. Nada más alejado de compararlos con mascotas a las que hay que alimentar.

El equipo de Yo Influyo acudió al comedor comunitario María Auxiliadora, en donde se reciben a más de 300 personas en situación de calle.

De 150 programas sociales existentes en 2018, han desaparecido 18 y creado 14 nuevos programas. Edna Jaime advierte que éstos no cuentan con reglas de operación.

Mucha gente tiene la idea de que las generaciones pasadas a la actual vivían de una mejor forma en diferentes aspectos, sin embargo, datos ha revelado que no es cierto. Pues hoy en día los índices de violencia, pobreza y falta de educación cada vez son menores.

Las familias son la fortaleza de las comunidades y la Fundación CCB tiene programas de apoyo a la alimentación y el ingreso familiar.

En nuestro país sólo el 22.6% de la población es no pobre y no vulnerable, en tanto que el 70.4% tiene al menos una carencia social.

La situación en Venezuela va de mal en peor, es momento de ponernos a penar y reflexionar los últimos sucesos.