Confía en ti mismo

El reflejo de quienes somos es nuestra autoconfianza, podemos demostrarla de muchas maneras y es bueno mejorarla día a día.



La autoconfianza se transmite por medio del cuerpo, de las ideas y hasta del tono de voz, y es el secreto de las personas exitosas.

La psicología afirma que al final de la adolescencia, los individuos deben haber superado sus miedos e inseguridades. Eso incluye ser capaces de tomar decisiones favorables para sí mismos, sin depender de la opinión de terceros.

Desafortunadamente para mucho adulto no es así.
La autoconfianza es básicamente tener una opinión positiva de uno mismo que le brinda la certeza de ser capaz de tomar pleno control sobre la vida para vivirla de acuerdo con sus propios planes.

Te preguntarás cómo inicia esta confianza. Es un proceso que comienza en la infancia ya que los padres juegan un papel determinante en esto.

Los padres demasiado controladores que siempre tienen una opinión sobre las amistades, la música, la manera de actuar, el estilo de vestirse y hasta el físico de los hijos, merman, sin proponérselo su confianza.

Lo mismo ocurre cuando los padres son demasiado complacientes y sobreprotectores, que indirectamente le dicen a su hijo que no puede hacerlo solo.

En ambos casos, el niño se convierte en un adulto que duda de sus capacidades.

Algunas consecuencias de la falta de confianza son:

- Las personas que no creen en sí mismas, acaban aceptando lo que otros les dicen con tal de evadir la responsabilidad de tomar una decisión, acertada o no.
- Estas personas son autocríticas, lo que los lleva a sentirse mal consigo mismas.
- Tienen sentimientos de culpabilidad, se condenan y tienden a exagerar la magnitud de sus errores.
- Pretenden alcanzar el perfeccionismo en todo lo que emprenden y se frustran fácilmente cuando ven que no logran su objetivo.
- Son indecisas, no por falta de información, sino por un miedo exagerado a hacer una elección equivocada.
- Manifiestan bajo rendimiento laboral y por lo regular nunca llegan a las metas marcadas, lo cual les reafirma la falsa creencia de que no son buenos para hacer las cosas.
- Tienen deficientes habilidades sociales para resolver situaciones conflictivas, (son sumisos o muy agresivos).
- Temen el rechazo social y evitan participar en todo tipo de actividades, especialmente si son competitivas.


Las personas que tienen autoconfianza:

- Poseen una visión de sí mismos y de sus capacidades realista y siempre positiva.
- Superan sus problemas o dificultades personales porque son capaces de perseverar en sus metas.
- Son creativas
- Son más independientes porque no necesitan la aprobación de las personas que las rodean.
- No tiene problemas para establecer relaciones interpersonales satisfactorias y equitativas.
- No tienen miedo de mostrar sus sentimientos y sus emociones con plena libertad.
- Defienden sus valores y principios, incluso cuando encuentran oposición de otras personas.
- No se sienten culpables por ser como son
- No se sienten culpables por triunfar.


Te recomiendo lo siguiente si consideras que tu autoconfianza no está del todo sólida:

1. Identifica tus fortalezas y tus debilidades. Debe ser una tarea obligatoria para todos. Conociendo esto nos abrimos un campo para adquirir y mejorar nuestras cualidades y habilidades. Y por supuesto, tratar de minimizar nuestras debilidades.

2. Cada mañana piensa que este será un buen día y confía en tu capacidad para afrontarlo de forma positiva.

3. Quiérete incondicionalmente, con tus virtudes y tus defectos, recuerda que nadie es perfecto. Siéntete importante por quién eres y por lo que haces.

4. No temas asumir responsabilidades o tomar decisiones. Si algo sale mal, aprende de tus errores y vuelve a intentarlo.

Y algo que me gustaría que recordarás siempre: Como tú te ves… te ven los demás. Si logras tener confianza en ti mismo, los demás te verán como una persona segura y firme.

Te puede interesar: ¿Cómo mantener un cerebro saludable? 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com