México; reflexión, HasteOír

Una reflexión sobre el autobús de HazteOir

Hace unos meses en España, el colectivo LGTB decidió colocar unos carteles publicitarios en las calles de Navarra y País Vasco, en las que se dibujaba a unos niños con atributos femeninos y a unas niñas con atributos masculinos. Dichos dibujos iban acompañados de los siguientes mensajes: “Hay niños con vulva y niñas con pene. Así de sencillo”. Ante semejante hecho, la ONG española HazteOir decidió poner unos rótulos en un autobús con el siguiente mensaje: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen”. Para posteriormente, hacer circular el autobús por las calles de algunas ciudades de España como Madrid, Barcelona y Navarra.



En principio, parece una respuesta proporcional a los mensajes de la cartelería que se distribuyó en País Vasco y Navarra por parte del colectivo LGTB. Y parece claro, que el objetivo de la ONG HazteOir es manifestar su oposición a la “ideología de género”, como han repetido en muchas ocasiones con el lema: “Que no adoctrinen a los niños”. Lo que más llama la atención en todo este suceso, ha sido la no reacción de ningún partido o personaje público frente al adoctrinamiento de los niños en materia de “ideología de género” por parte del colectivo LGTB que colgó los carteles en Navarra. Y en cambio, el enorme rechazo que ha provocado en los distintos partidos políticos y personajes públicos el autobús de HazteOir con los mensajes antes mencionados.

El colectivo LGTB dice que dicho autobús atenta gravemente contra los derechos de los transexuales pues “supuestamente” niega la existencia de estos. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho: “Los de Hazte Oír… no tienen cerebro ni corazón”. El líder de IU, Alberto Garzón, los ha llamado cavernícolas en repetidas ocasiones: “… no vamos a permitir que los cavernícolas de HazteOir nos hagan retroceder.”. El autobús ha sido acusado de incitar al odio contra los transexuales. Además, la ONG de HazteOir ha recibido muchos mensajes telefónicos y de twitter diciendo que habría que quemar el autobús y que son unos “hijos de p…” Y un gran número de personas ha aprovechado twitter para insultar a la iglesia llamando pederastas a los sacerdotes y otras muchas cosas. La acusación más generalizada es que este autobús está incitando al odio y que por ese motivo debería de prohibirse tanto el autobús como la ONG HazteOir.

Dicho todo esto, y ya puestos en antecedentes. Hay varios puntos que me parece interesante destacar:

1.- Esta ideología no es consistente: La ideología de género no tiene base científica y contradice la realidad de las cosas. Para demostrar esto bastan dos ejemplos. Si un niño tiene pene y una niña también tiene pene. Entonces, ¿qué es un niño y qué es una niña? Y por otro lado, si las cosas dependen de lo que yo siento, entonces cualquier atleta masculino podría decir sentirse mujer competir en las olimpiadas en la categoría femenina o en los campeonatos de tenis femenino. Y cualquier persona que le niegue este derecho debería de ser sancionada. Por lo tanto, esta ideología tiene muy poco sustento científico.

2.- Esta ideología se está imponiendo a la fuerza: Debido a que esta ideología no tiene un sustrato real, para poder difundirse utiliza argumentos muy poco sólidos. Cuando alguien intenta contradecir esos argumentos, al no poder defenderlos, acaban por insultar, por difamar o por agredir verbalmente. También, está la técnica de acusar de odio a quienes simplemente opinan distinto.

3.- Esta ideología es muy cómoda: Esta ideología no exige controlar los apetitos sexuales que todas las personas tenemos, es más, los justifica y los alienta. En esta ideología defiende una gran variedad de conductas sexuales (lesbianismo, homosexualidad, bisexualidad y transexualidad) y tilda de intolerantes, salvajes e ignorantes a quienes no la aceptan. 

4.- Los perjudicados son los niños: El colectivo LGTB quiere adoctrinar a los niños en su ideología. Con el pretexto de que los transexuales han sufrido mucho y de que hay una parte de la sociedad que no reconoce sus derechos. Dicho colectivo pretende entrar en los colegios y enseñar a los niños la “ideología de género”. Pensemos lo que puede provocar en un niño/a de 4 o 5 años, que ser niño o niña no depende de tus genitales sino de lo que ellos sientan. ¿Qué consecuencias puede tener para un niño un cambio de sexo? ¿Qué implica para un niño sufrir una mutilación genital que es irreversible? Me parece que no es razonable confundir a miles niños para que uno de esos miles (Porcentaje de niños que sufre este problema) no sufra. Es más, no sería más fácil tratar al niño que se cree niña para que piense que él en realidad es un niño. Además, sabemos por la sociedad americana de pediatría que un 80% de niños vuelve a sentirse cómodo con su género en la pubertad.

5.- Los cambios de sexo no son una buena solución. Es más fácil convencer a una niña de que no es un niño que transformarlo en niño. Las operaciones de cambio de sexo no son naturales. Además, suponen un enorme gasto económico que debe pagarse entre todos los contribuyentes. Aunque una mujer trate de aparentar ser un hombre, es posible que tengan voz masculina y que desarrollen barba, no es posible que tengan genitales de la misma forma que un hombre. Por ese motivo, se quedan a medio camino y no terminan de sentirse a gusto con su cuerpo. Y es más difícil todavía cuando una mujer pretende parecer un hombre.

Muchas veces pierden la identidad, es decir, no saben si son hombres o mujeres y esto les provoca un conflicto interno que les puede llevar a la depresión o al suicidio. Claramente, esto no es algo que venga de fuera, pues si uno está convencido de algo las ideas de alrededor no le suponen un trauma. Sino que ellos mismos, se dan cuenta de que no son lo que pretendían ser.

Para concluir, lo que pretendo denunciar es que en Europa y América está habiendo una imposición del colectivo LGTB. Este colectivo cada vez tiene más poder, y las personas o grupos que se oponen a su ideología son sistemáticamente descartados, ultrajados y maltratados.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

lucasmartinez210@yahoo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.