El nuevo orden mundial

El Nuevo Orden Mundial pretende imponer la idea de un hombre alejado de Dios y del sentido de trascendencia, para ello ataca a la vida, a la familia, promueve el aborto y la ideología de género, entre otros temas.



El Nuevo Orden Mundial (NOM) necesita del control total del ser humano, para llevar a cabo su plan de desorden mundial, que no es otro que la subversión de la Civilización Cristiana. Se trata de la creación del hombre nuevo, la creación de una humanidad sin Dios. Para consolidar dicha visión holística, deben ser allanados algunos obstáculos: Las religiones en general, y en primer lugar la religión católica, por ser entre otras cosas, universal.

Este plan lo podemos secuenciar en 2 partes: La trama y el golpe a la civilización cristiana.

La Trama

– Los órganos de decisión
La minoría dominante del NOM está constituida por “personas con recursos”, que se sienten halagadas al ser admitidas en grupos “informales”, más o menos conocidos, como el grupo de Bilderberg, la Trilateral o el Club de Roma. Estos grupos a su vez se arrogan la misión de regentar el mundo y tener bajo control a todo un cuerpo internacional de intelectuales, científicos, economistas, políticos, premios nobeles etc… que son sus cómplices consciente o inconscientemente. Así, en cuanto una “casta” política de un país acepta esta “colonización ideológica”, esta misma “élite” se separa del pueblo, empieza a gobernar sin él, y pasa a ser capaz de todas las abdicaciones. A partir de entonces, la casta política de ese país será utilizada como repetidor de los centros de poder, los llamados Think Tanks.

Así, se pierde de vista el bien común de la mayoría en favor del bien de unos pocos; se invoca constantemente el lenguaje de los derechos humanos, mientras que se viola continuamente el más elemental de los derechos, el derecho a la vida. La confusión es tan grande que mucha gente cree que la opinión de la mayoría determina la diferencia entre bien y mal. La libertad se separa de la verdad, y la democracia se separa de los valores morales necesarios para su supervivencia.

El imperio que está ahora construyéndose no tiene precedente alguno en la historia. El Estado se convierte en el enemigo del yo en todas sus dimensiones: física, psicológica y espiritual. Requiere de los individuos una sumisión perfecta y exige, si lo considera oportuno, que se le sacrifique la vida (aborto, eutanasia) para mantener el “desarrollo” alcanzado. Este Estado inhibe la capacidad personal de juicio y de decisión; instaura una policía de ideas; culpabiliza y adoctrina, desprograma y reprograma. Impone una nueva ideología, organiza el culto al jefe y a los partidos, e instituye finalmente una nueva religión civil.

El proyecto egoísta del NOM que está tomando cuerpo ante nuestros ojos incrédulos, presenta unas características asombrosas si se le compara con las que marcaron los sueños imperiales de Mussolini, Stalin o Hitler. Este proyecto egoísta que se está desarrollando, tiene de increíble, que no procede esencialmente de las ambiciones de hegemonía de un Estado particular. Tampoco es la emanación de una coalición de Estados, al contrario, le vienen muy bien las divisiones que hay dentro de los mismos para dominarlos.

El imperio que está construyéndose es un imperio de clase que emana del consenso establecido, por encima de las fronteras, por la internacional de la riqueza. Los Estados tienen cada vez menos libertad de acción para rechazar esos programas y proyectos, que se imponen las más de las veces con coacciones económicas, mediante una maraña de tratados, acuerdos y subvenciones al desarrollo de los Estados, que conceden los Bancos Centrales, FMI y Banco Mundial. Estas coacciones obviamente impiden gobernar a los Estados libremente, se deben a ellos.

El Informe Global 2000 del gobierno de los Estados Unidos, dice claramente que los países centrales, deben usar el sistema de control de las Naciones Unidas, para imponer leyes internacionales nuevas que impongan un nuevo sistema de valores que fomente el proceso de globalización económica, al servicio de los intereses del mundo desarrollado.

– El Nuevo Desorden Mundial no tiene rostro

El Estado totalitario clásico era todopoderoso dentro de sus fronteras, pero fuera, su poder estaba limitado por el poder de los demás Estados. Aquí, se aspira a una supremacía incondicional e incondicionada; no quiere conocer o reconocer ni iguales ni rivales.

En el marco de este poder de clase, nadie sabe quién decide ni quién es responsable. El lenguaje parece totalmente desconectado del sujeto que lo produce; todo es anónimo, impersonal y secreto.

Si el sujeto productor de la ideología rompiera el secreto que le ampara, comenzaría el debate de ideas, la confrontación de la verdad con la mentira; el alcance supuestamente universal de su discurso, al igual que las justificaciones `científicas´ con que se reviste, aparecerían en seguida como lo que son: un engaño. El productor de esta ideología debe pues guardar el secreto: es omnipresente, pero inaprehensible.

– La ocultación de sus intereses

Según palabras de Marx, la ideología presenta siempre una imagen invertida de la realidad. La ideología esconde siempre los intereses de sus autores. Por ejemplo, la ideología del desarrollo sustentable es una intelectualización que disimula, las verdaderas razones que motivan su conducta e inspiran su discurso: Practicar una reingeniería social que lleve a una humanidad nueva, la humanidad sin Dios.

Esta ideología lleva a cabo sus propósitos seduciendo. Así, las mujeres que abortan son `programadas´ para que hagan suyo el punto de vista de los que desean su alienación. La perversión esencial de esta ideología, de que son víctimas tanto sus autores como aquellos a los que va dirigida, es que al mal le llama bien.

– La Reingeniería Social del Nuevo Desorden Mundial

El Estado del Nuevo Desorden Mundial somete al matrimonio, la procreación, la familia y la educación, a un control muy estricto. Más concretamente, la familia queda sometida a una vigilancia particular, pues en ella es donde se forman las bases de la personalidad del futuro hombre del mañana, el hombre al que se quiere controlar. Por eso el Estado totalitario actual se esfuerza, en sustraer al niño de la influencia familiar para proporcionarle dicen, una educación integral, que por supuesto excluye la parte espiritual del hombre.

La agenda de la reingeniería social también llamada Equidad de Género busca crear un ser humano indistinto y uniforme, sin separación de sexos, a “imagen y semejanza del ángel caído”, que es un ser asexuado. Esta agenda busca el empoderamiento de la mujer, y considera como principales obstáculos para esta autorrealización de la mujer, a la familia y a la maternidad. Piensan que la mujer debe ser liberada de aquello que la caracteriza, de su especificidad femenina, que es la maternidad”.

Este miedo a la maternidad, que se ha apoderado de una gran parte de nuestros contemporáneos, es muestra de algo mucho más profundo, y que es el corazón de esta ideología: El otro es siempre, a fin de cuentas, un antagonista que nos priva de una parte de la vida, una amenaza para nuestro yo y para nuestro libre desarrollo”.
Otra característica de esta reingeniería social, es su ecologismo, una clase de ecología que no permite distinguir entre la bestia y el hombre. El método preferido para propagar esta clase de ecología son las películas y los documentales supuestamente científicos. Se puede ver que en documentales de televisión sobre la vida animal, producidos por National Geographic, la BBC, etc., se llame al chimpancé “nuestro hermano” o “nuestro primo”.

Se pretende por tanto “rehacer” las sociedades, sometiéndolas a un proceso de “reingeniería social” anticristiana, imponiéndoles una “nueva ética”, basada en “los nuevos paradigmas, el nuevo paradigma de familia, el nuevo paradigma de género, el nuevo paradigma de los derechos humanos, el nuevo paradigma de la salud, el nuevo paradigma del derecho, especialmente del derecho internacional, y hasta un nuevo paradigma religioso impregnado de un relativismo inaceptable.

– Crear una humanidad sin Dios

¿Qué nuevos territorios quedan todavía por conquistar? Las nuevas fronteras del imperialismo ya no son físicas. No basta decir que hay que alienar al hombre, o que hay que poseerlo en todas las dimensiones de su yo. Lo que hay que hacer emerger es un hombre nuevo, completamente purgado de sus creencias pasadas, de su moral sexual, familiar y social por obsoletas, de su creencia en el valor personal de cada hombre y sobre todo de su creencia en Dios.

Sí, el nuevo orden ha elegido su divinidad. Su nuevo dios es el Hombre Nuevo, autónomo, autor de sus propias normas, esencialmente igual al Hombre Nuevo del marxismo o el nazismo. Es el super-yo de Nietzsche tal y como fue llevado al mundo del cine con la película Superman, el hombre que lo puede todo, que no pide perdón porque es dios, dios no se equivoca.

En este nacimiento, el papel de los tecnócratas-médicos será determinante. A ellos corresponderá el denunciar las `creencias pasadas, pre-científicas, así como los `tabús´ que acompañan a dichas creencias. Son ellos quienes realizarán esta tarea.

Con el apoyo valeroso de los demógrafos, los tecnócratas se disponen a asistir a la humanidad en el parto de una nueva sociedad, de un Nuevo DesOrden social. Su medicina consiste en administrar la vida humana como se administra una materia prima; en constituir una nueva moral basada sobre el nuevo sentido de la vida; en penetrar en la política con el fin de engendrar una sociedad nueva; en derruir la concepción tradicional de la familia disociando, con una eficacia total, la dimensión amorosa de la dimensión procreadora de la sexualidad humana; en transferir a la sociedad, a los parlamentos la gestión de la vida humana, desde la concepción a la muerte; en proceder con ello, a una selección rigurosa de los que serán autorizados a transmitir la vida. Como dicen ellos, se trata de sustituir los mandamientos de la Ley de Dios, por sus propios mandamientos.

Toda diferencia que no entre, dentro de las diferencias estipuladas por la nueva “nomenklatura” del Nuevo Orden Mundial es calificada por sus voceros de antidemocrática, violenta, totalitaria y fundamentalista y por ello debe ser expulsada silenciada de la sociedad.
 Se crean dos fuerzas políticas aparentemente opuestas para hacer creer que se vive en democracia, la lucha y los esfuerzos se centran en que mi partido gane las elecciones, y nuevamente la causa de Dios queda relegada, la verdadera batalla no se da, antes esta el triunfo del partido al que voto.

Así, al que cree en la persona de Jesucristo y en la fe de la Iglesia, al que cree en una verdad vinculante incluso para la vida política, se le califica de fundamentalista, se le presenta como la amenaza fundamental emergente contra los bienes supremos de la modernidad.

– Una nueva religión civil

La Carta de la Tierra, documento de la ONU, según, Mijail Gorbachev, es “el manifiesto de una nueva ética para el nuevo mundo”, un verdadero “Decálogo de la Nueva Era”, base para un código de conducta universal que deberá regir al mundo desde el año 2000.

– ¿Conocen a fondo los principios de la doctrina católica que sirven para guiar hacia el bien común a sus países, estados o ciudades? Con este fin les comento a mis lectores que he desarrollado una Web que he llamado: UnhombreUnamisión.org

Sí, la educación de líderes, es el problema fundamental del mundo. Si un pueblo tiene buenos gobernantes, será un gran pueblo.

El mundo anticristiano se envalentona cuando ve que los católicos se arrugan ante su poderío, ceden, retroceden y callan.

Es cierto, «Cristo ha vencido al mundo». Es más, el que está sentado en el trono dice: «Mira que hago un mundo nuevo.» Y añadió: «Escribe: Estas son palabras ciertas y verdaderas». (Apocalipsis 21,5)..

Te puede interesar: “Me canso, ganso”

@yoinfluyo
redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.