Consejos para cuidar nuestros bosques y nuestros ríos

Hago un llamamiento a toda la población, la necesidad de controlar el gasto, del bien más preciado, el agua.



Como dice un refrán muy castizo español, nos acordamos de santa Bárbara cuando truena. Pues bien, con la que está cayendo en toda nuestra geografía peninsular, me gustaría recordar y reiterar a todos los ciudadanos la necesidad de mantener siempre en nuestra mente estos consejos:

Desde niño he visto como tanto en los bosques, como en los campos de cultivo se han hecho siempre, en momentos puntuales, unas tareas fundamentales para evitar incendios e inundaciones. Se empleaban a miles de personas que vivían de esta labor, fundamental para todos. Parece que actualmente, con centenares de personas en paro, que necesitan trabajar, no hay puestos para realizar estas tareas.

¿Por qué?

La limpieza anual de bosques, con sus podas correspondientes, cortes de árboles secos y arbustos que proporcionan beneficios para la energía sostenible de biomasa. La construcción de cortafuegos fundamental para que se detengan los incendios, en que caso de producirse. No olvidemos más inversión en tecnología, con sistemas de detectores, alarmas y drones, ante conatos de fuegos.

Legislación fuerte para evitar compras de maderas, ampliación campos para pastos y zonas para construcción de urbanizaciones.

La imprescindible obligación de mantener siempre a nuestros ganados limpiando esa hierba, que seca, es pólvora en un incendio. Hay que ayudar a ganaderos y pastores para que siempre mantengan sus ganados en las sierras y en los campos.

Limpieza riberas de los ríos, cauces y pantanos. Plan para que no se construya jamás en los aledaños de arroyos, ríos etc. Se evitarían desastres económicos y personales muy importantes.

Atender a los autóctonos de los pueblos rurales y de sierra, ellos son los sabios de su entorno y son los verdaderos protectores de nuestros ecosistemas.

Sin ofender a nadie, aconsejo a los técnicos en montes y prevención de incendios que estén menos en sus despachos y más en contacto con el campo y sus gentes, allí se ve in situ lo que puede ocurrir y su prevención.

Por último hago un llamamiento a toda la población, la necesidad de controlar el gasto, del bien más preciado, el agua. Veo como se riega en las calles de los pueblos y ciudades, como se hace gasto abusivo en llenar piscinas, en vez de mantener su agua durante el año, como se consume cientos de litros en duchas, en cisternas de baño, o en un simple lavado de dientes etc. Por favor hay pantanos que están a menos de un 30% y ya se están haciendo cortes de suministro de agua en muchos pueblos. Si educamos en familia, colegios y por los medios de comunicación de la necesidad de todo lo expuesto, seguro que todos ganaríamos.

 

Te puede interesar: El cáncer de la sociedad resulta ser la ignorancia

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.