El hundimiento de México

AMLO forma su “Movimiento” con las sobras de otros partidos, con lo peor de ellos, con traidores a sus propios ideales por tener poder.


 


He tenido la oportunidad, gracias a quienes en sus medios impresos y electrónicos han confiado en mí y desde luego gracias a los que me hacen favor de leer mis artículos, de poder comunicarme con ustedes a través de escritos donde intento hacer conciencia en la ciudadanía. De 1998 al 2000 empecé a escribir algunas editoriales, posteriormente escribí en revistas como La Nación y Palabra, que son órganos informativos de Acción Nacional y desde octubre del 2014 a la fecha en varios medios.

Inicio de esta manera, ya que es importante ahora destacar los acontecimientos que he narrado y el porqué del título de este artículo. Es una realidad que en México no hemos podido despegar a los niveles de una vida digna que nos merecemos por múltiples razones, siempre desde luego hemos culpado al gobierno en turno y a los políticos que trabajan en esos gobiernos, pero se nos olvida que esos gobernantes, que esos políticos nosotros los hemos elegido, por eso somos tan culpables como ellos, o si no los hemos elegido, les hemos permitido hacer lo que quieran.

En este momento, uno de los peores en la historia de México, tenemos un titular del Poder Ejecutivo que hace lo que quiere, tenemos ese titular que llega lleno de rencor y ávido de poder para vengarse de todo y de todos, tenemos ese titular dispuesto a lo que sea para lograr sus fines ególatras. Esa tiranía rencorosa nos va a hundir cada día más. Ya estamos en picada, en algunas situaciones ya tocamos fondo, pero ese fondo no ha sido para emerger y salir adelante, ha sido para quedarse como buque en naufragio en el fondo del mar y crear bancos de corales.
Lo que más criticó ese personaje es lo que ahora hace. Tiene el ADN priista autoritario, dictatorial. Reparte dinero en programas sociales para comprar voluntades, promueve la apatía para callar a la gente, es represor como el PRI de antaño.

Ya es momento de ver no sólo a los políticos en turno, es momento, como lo he mencionado cientos de veces en mis escritos de ver qué hacemos los ciudadanos, qué responsabilidad y culpabilidad tenemos los ciudadanos de lo que hemos vivido y de lo que vivimos ahora más lo que queremos vivir. AMLO representa la agresión, la división, el insulto, la demagogia, AMLO representa al líder que hace y dice lo que yo no me atrevo a hacer y decir, AMLO es presidente, es líder de partido, es vocero ciudadano, es vocero de la oposición, es una chiva loca en cristalería.

El año 2018 30 millones de mexicanos decidieron darle todo el poder a un “Líder” que gritó contra todo y contra todos, lo decidieron porque vieron en él la posibilidad de vengarse, de tomar las riendas, los que criticaban el mayoriteo legislativo y el poder absoluto, hoy hacen eso, son hipócritas e incongruentes. Pero lo malo no es eso, lo malo es que ya estando en el Poder Ejecutivo siga con odio, siga con rencor, siga mintiendo, manipule las instituciones, genere miedo a las personas, amenace con instituciones del gobierno. AMLO forma su “Movimiento” con las sobras de otros partidos, con lo peor de ellos, con traidores a sus propios ideales ´por tener poder. Los que querían con su voto por la Transformación, hacer un cambio, se equivocaron.

No es posible que estando en México con graves crisis de salud, como tratamientos de cáncer, de diabetes, ahora con la pandemia, con graves crisis económicas, con graves crisis sociales todos los días una persona se pare ante los medios de comunicación a decir lo contrario. Se pare a ofender, a dividir, a mentir, a usar el poder a favor de lo ilegal, a descalificar. Sólo él tiene la razón, sólo él puede denostar, sólo él puede ofender. Si otras personas señalan sus errores los agrede y ofende, se olvida que una cosa es atacar a alguien y otra cosa es señalar hechos respecto a su conducta. El presidente se dice víctima, se olvida que él genera víctimas. Ahora quiere enseñar a la oposición a ser oposición, dice otra mentira que él creó la Resistencia Civil Pacífica, que mal está, eso nace por el PAN en Chihuahua en la década de los ochenta cuando él por cierto militaba en el PRI y era parte de esa mafia, a la cual no ha abandonado.

Estamos en un proceso de retroceso, estamos como en la década de los 70-80 cuando México se hundió más, ahora nos lleva AMLO a ese momento. Pero lo grave, reitero, no es que él haga eso, lo grave es que se le permite. Sus calificaciones en las encuestas suben y bajan, pero en general se mantiene con aprobación. Considero que la razón es que los mexicanos no leemos, no pensamos, no queremos darnos cuenta de la realidad. Nos conformamos con las dádivas que dice nos dará, porque incluso ni siquiera cumple sus promesas de apoyos en programas sociales.

Estamos inmersos en el resentimiento social arcaico, estamos inmersos en la lucha de conquistados y conquistadores, de explotados y explotadores, estamos inmersos en una mentalidad de venganza, y esa situación que no hemos arreglado nosotros mismos, que no hemos sido capaces de vencer nosotros mismos, pues AMLO la está logrando. Es el salvador de México y de los mexicanos, es el caudillo que entiende a los pobres y desposeídos, es el mesías que esperamos.

Nos hundimos realmente, vamos en picada, pero no entendemos. AMLO nos divide no solo internamente, nos divide internacionalmente, no le importa nada, sólo su visión. Hace lo que siempre se quiso ver un presidente humilde, sin lujos, sin privilegios. Pero lástima, amigo, eso es mentira. Sus locuras nos han costado más. Sus locuras nos han llevado a una caída estrepitosa. Sí ha logrado dividir, sí ha logrado mantener su poder e imagen, pero todo a costa de tu bienestar. Sus caprichos cuestan mucho no sólo económicamente hablando, también socialmente hablando. El futuro es negro. El medio ambiente será más comprometido, las finanzas serán un desastre, la corrupción seguirá creciendo, la salud y la educación irán en picada. México pierde credibilidad internacional y hoy en la mundialización de la vida eso es darse un tiro en el pie.

Que AMLO se equivoque es su problema, pero que tú mexicano se lo sigas permitiendo y aplaudiendo sí es problema de todos. No podemos creer que sólo él tiene la razón. Está empoderando de más a las Fuerzas Armadas, por cierto a esa institución se encargó de humillarla y ofenderla hasta que se cansó, hoy a las Fuerzas Armadas sólo les falta vender memelitas en las esquinas, hacen de todo, tiene poder y dinero en exceso, y es una pena ver cómo nuestras Fuerzas Armadas se agachan ante él.

Llegó el momento de que pienses, que dejes el resentimiento, que dejes de buscar culpables de la vida, es el momento de parar las mentiras y las simulaciones. Seguramente has perdido algún amigo o familiar por el coronavirus, o de cáncer o diabetes o conoces alguien que ha padecido eso, o seguramente has perdido el empleo o estás cerca de alguien que lo ha perdido, o has sido víctima de la violencia, en fin muchos factores negativos, pues llegó el momento de levantar la voz contra eso. La oportunidad la tendrás el 6 de junio, sal a votar, sal a elegir libremente, te pido votes por quien quieras menos por Morena y sus candidatos. Para la dictadura. No hundas más a México.


Te puede interesar: “Hombres de una sola pieza…”

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.