Urge al gobierno capacitar a policías para reducir inseguridad

Aunado a la falta de capacitaciones a los policías, está el recorte presupuestal para la operación de programas como el Fortaseg en 2021, el cual deja a las corporaciones en clara desventaja contra el crimen.


 


En México, sólo el 46 por ciento de los policías ha recibido el Certificado Único Policial, es decir, más de la mitad labora sin certificaciones, y existen 8 mil 302 expedientes de investigación contra policías estatales, municipales, federales y ministeriales por homicidio, tortura, desaparición forzada, feminicidios y lesiones dolosas.

Alejandro Desfassiaux, presidente del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), dijo que el gobierno federal debe hacer un pronto viraje en la estrategia de seguridad, donde se amplíe el enfoque de los reportes de capacitaciones policiales, pues de nada sirven los actuales ante los resultados desastrosos de las policías de los últimos 37 años.

Por lo que es evidente que, en las últimas décadas, las capacitaciones de las policías no han sido efectivas, dados los pésimos resultados de los cuerpos policiales en el país, sobre todo de las corporaciones estatales y municipales, “por ello gran parte del problema reside en que no se está reformulando la estrategia para mejorar los adiestramientos, ni la sociedad está exigiendo nuevos mecanismos de rendición de cuentas”, afirmó.

Datos que arroja el último estudio ¿Qué piensa la policía? realizado por la organización Causa Común, el cual refleja que un gran porcentaje de los oficiales indica que no se siente capacitado para realizar labores esenciales dentro de su profesión como: mantener audiencias ante un juez, 64 por ciento; dar primeros auxilios, 52 por ciento; recibir denuncias, 45 por ciento; manejar una patrulla, 34 por ciento; atender acciones sobre perspectiva de género, 30 por ciento; conocimientos sobre el uso de la fuerza, 19 por ciento, y detenciones de manera adecuada, 19 por ciento.

El presidente del GMSI señaló que aunado a la falta de capacitaciones está el recorte presupuestal para la operación de programas como el del Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública (Fortaseg) en 2021, el cual deja a las corporaciones en clara desventaja contra el crimen, pues mientras los delincuentes se vuelven más organizados, invierten en armamento sofisticado y conocen mejor las calles, las policías se quedan sin fondos ni apoyo para mejorar su equipamiento, destreza y habilidades para prevenir la inseguridad.

Desfassiaux indicó que las condiciones de trabajo y la falta de vocación entre los uniformados están poniendo en estado crítico a las corporaciones, pues de los 2.8 policías por cada mil habitantes que estipula la ONU como el mínimo con el que debe contar un país, México sólo alcanza 1.8 por ciento, es decir, “ya nadie quiere ser policía”, afirmó.

Ante este contexto, el experto en seguridad planteó que las policías estatales, municipales y auxiliares tienen que ser absorbidas por la Guardia Nacional para ser saneada, inculcándoles lealtad y disciplina, valores que poseen las Fuerzas Armadas.


Te puede interesar: COVID-19 deja a 10 millones de personas en pobreza

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.