Violencia en hogares creció 9% por confinamiento

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU). Tercer Trimestre 2020, de enero a agosto 9 por ciento de los hogares experimentó alguna situación de violencia familiar.


Agresión contra sector femenino


El uso de la fuerza para conseguir un fin, especialmente para dominar a alguien o imponer algo, es una actitud que a lo largo del tiempo han sufrido millones de mujeres sin importar su raza, nacionalidad ni estatus económico, por lo que desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se han impulsado esfuerzos encaminados a erradicar la violencia hacia la población femenina en el mundo y se instauró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En México en varios ámbitos se han hecho esfuerzos para que exista un entorno que propicie seguridad a la población en general, pero se ha puesto especial atención a las mujeres que son más vulnerables en este aspecto que la población masculina, sin que se menoscabe que la violencia daña por igual a las personas que la sufren.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, este año debido a que por la pandemia la población se vio en la necesidad de mantenerse confinada para mitigar la propagación del virus, la cual fue una medida para evitar el riesgo de infectarse de COVID-19; por otro lado, generó pérdidas a la economía familiar ocasionando tensión y en algunos casos confrontaciones o situaciones de violencia que dañaron en mayor medida a mujeres, niñas, niños y adolescentes.

En este contexto, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU). Tercer Trimestre 2020, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se estima que entre enero y agosto 9 por ciento de los hogares experimentó alguna situación de violencia familiar. Respecto a la población de 18 años y más residentes de los hogares, en ese mismo periodo, 7.8 por ciento sufrieron violencia en este ámbito.

Al desagregar este dato por sexo se observa que en el caso de las mujeres este porcentaje fue de 9.2 por ciento, 3.1 puntos porcentuales más alto que en los hombres que fue de 6.1 por ciento.

De acuerdo a los hallazgos de la ENSU, los efectos del confinamiento en la violencia dentro de los hogares no necesariamente se manifestaron de manera automática en el mes de abril cuando inicio de la medida de aislamiento, sino que se observó un incremento en los meses posteriores principalmente en junio, julio y agosto, lo que refleja el agotamiento de las relaciones entre los integrantes del hogar.

Asimismo, se observa que de enero a agosto la violencia que experimentaron las mujeres en el entorno familiar siempre se mantiene por arriba de los hombres, resaltando el mes de junio en el que dicha diferencia se maximiza, pues las mujeres alcanzan el mayor porcentaje de violencia en el entorno familiar con 2.6 por ciento, mientras que los hombres registran un porcentaje de 1.2 por ciento.

De acuerdo con el tipo de violencia que padecieron, de enero a agosto de 2020, se estima que 5.4 por ciento de las personas de 18 años y más, en zonas urbanas, fueron violentadas con ofensas o humillaciones por parte de algún miembro de su hogar. En mujeres este porcentaje fue de 6.6 por ciento, mientras que en hombres de 4.0 por ciento.

Los resultados de la encuesta apuntan que si bien la mayoría de las agresiones fueron de violencia verbal, esta fue escalando gradualmente y así 2.1 por ciento declaró haber sido golpeada o agredida físicamente en el entorno familiar

Por otra parte, los resultados de la ENSU indican que los agresores que identifica la población de 18 años y más que sufrió violencia en el entorno familiar, quien resultó ser el principal agresor miembro del hogar, fueron personas sin parentesco especificado con 43.9 por ciento, en segundo lugar se destaca la identificación del (la) esposo(a) o pareja sentimental con 22.9 por ciento, en tercer lugar se menciona a otro familiar que representa 17.9 por ciento, seguido por hermano(a) con 11.6 por ciento y la madre con 10.5 por ciento.

El Inegi menciona que existe una diferenciación por sexo en la proporción de población de 18 años y más que sufrió violencia en el entorno familiar, pues las mujeres declaran en mayor medida que los hombres han sido los principales agresores dentro de su hogar, así el 25.3 por ciento señaló que fue agredida por el esposo o pareja sentimental; el 19.3 por ciento por otro familiar y 11.8 por ciento a su hermano.

En contraste, el 18.5 por ciento de los hombres declaró haber sido agredido por su esposa o pareja sentimental, 15.2 por ciento por otro familiar y 11.3 por ciento por un hermano(a).

 

Te puede interesar: Repelen violenta manifestación con disparos al aire

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.