Negligencia, pone en riesgo permanencia de la CNDH

“Es claro que debe haber cambios sustanciales que van más allá de la renuncia de Rosario Piedra, quien no está a la altura del cargo ni de los retos que enfrenta su encomienda”, comentó la CMDH.


CMDH se une a peticiones de justicia


La Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH) anunció su apoyo a las peticiones de justicia que han hecho diversos colectivos, ante la ola de violencia e insensible y negligente administración por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), encabezada por Rosario Piedra Ibarra.

“La actitud negligente, burócrata e insensible que la nueva administración de la CNDH, encabezada por Rosario Piedra, más el oportunismo activista de los “colectivos” feministas han dado como resultado una fórmula explosiva”, comentó la CMDH por medio de un comunicado y recalcó que se están poniendo en riesgo los trabajos que el organismo debe realizar e incluso, la propia permanencia de ese instituto.

La CMDH, calificó como absurdo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que fue constituida como máxima defensora de los mexicanos, esté sumida en el descrédito y violencia, desde que se estableció la nueva administración y se convirtió en una ‘oficialía de partes’.

“Es claro que debe haber cambios sustanciales que van más allá de la renuncia de Rosario Piedra, quien no está a la altura del cargo ni de los retos que enfrenta su encomienda”, comentó la CMDH y subrayó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos debe retomar su vocación que es defender y promover los derechos y la dignidad de la persona.

Finalmente, la CMDH hizo un llamado urgente a las autoridades y políticos de todos los partidos y corrientes para atender con urgencia los conflictos detonados por la mala administración de la CNDH, antes de que se derrumbe esa institución.

Las instalaciones de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CNDH), ubicadas en calle Cuba, número 60 en el Centro Histórico, fueron tomadas el pasado viernes 04 de septiembre, por colectivos feministas y madres y familiares de desaparecidos y víctimas de feminicidio.

La toma de las instalaciones surgió a raíz del poco interés que la administración de la Comisión ha puesto en dar resolución y justicia a diversos casos, como el de Erika Martínez y su hija, quien fue violada cuando tenía 7 años y hasta el momento no ha recibido justicia de ningún tipo.

Colectivos feministas y familiares de desaparecidos exigen un diálogo con autoridades y han asegurado que las instalaciones no se devolverán y se convertirán en un refugio para víctimas víctimas de violencia.

 

Te puede interesar: Ineficacia y opacidad ponen en jaque a Rosario Piedra

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.