Pérdidas millonarias por corrupción en el servicio de agua

Las pérdidas por corrupción en el servicio de agua potable reducen la recaudación lo que impide que se invierta a construcción, mantenimiento y reparación de infraestructura hídrica en el país.


Mordidas agua


La corrupción es una de las principales causas que afecta la calidad del servicio del agua potable y saneamiento en el país, tan sólo el año pasado las pérdidas por este concepto sumaron entre 7.3 mil y 10. 4 mil millones de pesos, aseguró Jorge Arriaga Medina, coordinador Ejecutivo de la Red del Agua de la UNAM.

Arriaga destacó que las prácticas de corrupción se experimentan en cada una de las etapas de la cadena de valor para la provisión del servicio. Las relaciones que ocurren en la interacción de empresas privadas y el gobierno son percibidas como las más vulnerables a actos de corrupción, no obstante también es una práctica común que a pequeña escala usuarios y trabajadores de menor nivel dentro de la estructura de los organismos operadores realicen actos de corrupción.

El valor promedio de la ‘mordida’ ciudadana asciende a 200 pesos, y se destina a recibir trato preferencial frente a otros usuarios, modificar el recibo de pago, y hasta por una o varias conexiones para contar con el líquido, indicó el investigador.

Arriaga Medina indicó que existen irregularidades en los procesos de planeación, selección y aprobación de proyectos, "debido a la falta de capacidad institucional y de cumplimiento de las leyes, así como por salarios poco competitivos de trabajadores del subsector y falta de información pública”, subrayó.

De acuerdo con los hallazgos del estudio Corrupción en los sistemas de agua potable y saneamiento en México, que Arriaga Medina elaboró en coordinación con el Centro Regional de Seguridad Hídrica, entre el 21 y 30 por ciento de los recursos destinados al subsector se pierden por actos de corrupción, lo que implica pérdidas de entre 7.3 mil y 104 mil millones de pesos anuales, lo que equivale al 38 y 54 por ciento de la recaudación por los derechos en un año.

Del 22 por ciento de los usuarios que aceptaron haber dado u ofrecido una "mordida"; 82 por ciento aseguró que ninguna acción fue tomada para castigar los actos de corrupción, casi el 60 por ciento de los usuarios está insatisfecho con sus servicios de agua potable.

Las pérdidas por corrupción provocan que se reduzcan los índices de recaudación y se impide que las inversiones se destinen a construcción, mantenimiento y reparación de infraestructura.

Para cambiar esta situación, consideró, es necesario contar con mejores recursos humanos, funcionarios con servicio profesional de carrera, el diseño de un marco jurídico de cumplimiento claro, sensibilización de la ciudadanía y un nuevo diseño de integridad, rendición de cuentas y con mayor participación.

Mejores leyes

En el estudio La seguridad del agua en México, de Úrsula Oswald Spring, también se mencionan como parte de un deficiente uso del agua, la corrupción, así como una falta de conciencia entre la población para cuidar del vital líquido.

“Los recursos financieros para la construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura de potabilización, desalojo y tratamiento; altos costos en la energía eléctrica y en reactivos químicos en la operación; personal operativo poco capacitado; corrupción en los sistemas federal, estatales y municipales de agua y saneamiento, así como una cultura deficiente de ahorro y pago por parte del usuario han rezagado la infraestructura hidráulica”.

Oswald Spring destaca que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), responsable del manejo integral del agua, se ha caracterizado por ineficiencia y corrupción, dado que los órganos democráticos como los Consejos de Cuenca no cuentan con presupuesto, ni estructura de operación.

Insiste en que el gobierno, la sociedad y los empresarios requieren desarrollar leyes y asignar presupuestos capaces de resolver de manera transparente los problemas hídricos mexicanos para enfrentar la cada vez mayor amenaza por el cambio ambiental global y la afectación severa por el cambio climático.

 

Te puede interesar: La Ciudad de México se sigue hundiendo

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.