El INE garante de la democracia en México

México ha pasado de ser un país en el que era predecible saber quiénes iban a ser sus gobernantes, a convertirse en una nación donde la democracia es posible, en gran medida por contar con un organismo autónomo que organiza los comicios y garantiza a la ciudadanía la elección libre de sus representantes populares.


INE y democracia


A pesar de que en México era una tradición realizar elecciones, de facto la Presidencia de la República y otros puestos de representación popular eran decididos y otorgados a quienes pertenecían al partido hegemónico y en el que sólo los integrantes de la “familia revolucionaria” tenían la posibilidad de acceder a posiciones en el gobierno. A pesar de los esfuerzos que desde otras trincheras políticas se realizaban era casi imposible penetrar en el círculo gubernamental.

Un parteaguas de esta situación se dio en 1988 al ser cuestionada severamente la elección presidencial de ese año, tiempo en el que la Comisión Federal Electoral que dependía de la Secretaria de Gobernación, organizaba y controlaba los procesos electorales del país, siendo al mismo tiempo juez y parte por lo que la balanza siempre estaba cargada a favor de los “candidatos oficiales”.

En 1989 se creó el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), el 11 de octubre de 1990 se constituyó formalmente el Instituto Federal Electoral (IFE), organismo imparcial que dota de certeza, transparencia y legalidad a los procesos electorales. En 2014 se lleva a cabo una reforma constitucional en la que el IFE dio paso al Instituto Nacional Electoral (INE) con lo que se dio paso a la homologación de los estándares electorales en todo el país.

A la vanguardia

Con el IFE se comenzaron a dar trascendentes pasos en la vida democrática del país, uno de los más significativos fue la creación de la credencial para votar con fotografía, que fue emitida por primera vez en 1992 con lo que se dio mayor transparencia a los comicios, toda vez que ésta permitía verificar con facilidad, primeramente, por la foto si el votante efectivamente era el mismo que aparecía en el padrón electoral, con lo que se evitaba la suplantación de identidad, y por lo tanto, que a través de esta práctica votaran varias veces favoreciendo a un mismo partido.

Tal fue la efectividad de esta credencial que se convirtió en un documento de identificación oficial, ya que además de la fotografía contiene, a la fecha, otros candados de seguridad como ningún otro.

La innovación de esta identificación, que con el tiempo ha ido mejorando para evitar ser falsificada, fue reconocido en agosto del año pasado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que le otorgó el reconocimiento de denominado Memoria del Mundo que tiene la finalidad de procurar la preservación y el acceso del patrimonio histórico documental de mayor relevancia para los pueblos del mundo.

El reconocimiento fue otorgado por la evolución de la Credencial para Votar con Fotografía como un patrimonio moderno de México.

Transparencia e independencia

Otra de las importantes aportaciones del INE a la vida democrática del país es la de fiscalizar a los actores y partidos políticos lo que realiza a través de la Unidad Técnica de Fiscalización que recibe y revisa los informes que éstos están obligados por ley a presentar respecto al origen, monto, destino y aplicación que reciban por cualquier tipo de financiamiento, así como investigar las quejas en materia de rendición de cuentas de dichas figuras.

Gracias a esta fiscalización, se asegura que el origen de los recursos que utilizan los partidos y candidatos provenga de las fuentes permitidas por la ley, que no pasen los topes establecidos y que se realicen a través del sistema bancario mexicano.

Es de destacar que los ciudadanos son quienes ocupan los espacios de representatividad en esta instancia, lo que ofrece equilibrio, independencia y autonomía al INE. En 1994 se eliminó el requisito de ser abogado para poder ser consejero del instituto, con lo que el cargo de consejero magistrado cambió al del consejero ciudadano y en 1997 por primera vez el consejo general fue presidido por un ciudadano, José Woldenberg.

Fue precisamente durante esta etapa en la que tuvieron lugar unas elecciones federales en donde por primera vez el PRI perdió la mayoría en el Congreso. En el 2000 también le correspondió a IFE, bajo la presidencia de Woldenberg, organizar le elección presidencial en la que Vicente Fox, candidato del PAN, se convirtió en el presidente de la República.

Esta situación, hasta entonces inédita, fortaleció la confianza y credibilidad de los ciudadanos en el IFE, lo que fue refrendando en 2006 en las elecciones presidenciales, que bajo otras circunstancias el entonces consejero presidente, Luis Carlos Ugalde, sacó adelante a pesar de ser los comicios con los que con un mínimo margen de diferencia de tan sólo 0.56 por ciento fueron ganadas por Felipe Calderón.

Entre las importantes aportaciones del INE a la vida democrática de México se encuentra la promoción de la cultura cívica a través de tareas permanentes y transversales a las elecciones a través de tres aspectos centrales: 1) Desarrollar una ciudadanía que se apropie y ejerza de manera responsable sus derechos (en general y no sólo los políticos); 2) Que esta ciudadanía contribuya e incida en la discusión pública y 3) Que cree contextos de exigencia a los poderes públicos, que favorezcan la estatalidad y la eficacia del Estado de Derecho.

Democracia ¿asunto menor?

El INE es un organismo autónomo que, sin embargo, para su funcionamiento requiere de recursos públicos mismos que son asignados por el poder Legislativo. En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 se le recortaron 950 millones de pesos, por lo que presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Las conquistas democráticas en el país han avanzado considerablemente; pero no ha sido fácil toda vez que inclusive ha costado la vida de muchos mexicanos convencidos de que la democracia debe ser un derecho garantizado para todos los ciudadanos. Además de que a lo largo de los años se han realizado importantes esfuerzos para desarrollar cada vez más un mejor entramado legal para organizar las elecciones en el país y garantizar la transparencia de los mismas.

El INE es hoy por hoy uno de los organismos autónomos más importantes del país, ya que ofrece a la ciudadanía el respeto a su derecho inalienable de elegir a sus autoridades, por lo que atentar contra este instituto es vulnerar la democracia y buscar retroceder a un pasado autoritario y concentrado en un pequeño grupo que se beneficiaba solo a sí mismo, un pasado que se ha ido con la esperanza de millones de mexicanos de que nunca más vuelva.

Si quieres conocer más acerca de la historia, funciones y trabajo que realiza el INE, puedes visitar su página: //www.ine.mx/

Te puede interesar: Gobierno va por más presupuesto para sus proyectos

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.