Con el retorno a clases presenciales, padres y maestros deben regresar a los niños a la vida real

No es lo mismo ir a la escuela presencial, donde los niños se desenvuelven con sus propios recursos y son independientes a tener que interactuar con sus compañeros con un monitor, comentó la experta de la UNAM.



En el marco del Día del Niño, celebrado el 30 de abril, Hilda Elena Esquivel Guillén, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que los menores son los más afectados por la pandemia y tanto papás como maestros enfrentan un gran reto para regresar a los niños a la vida real.

Según el Censo de Población y Vivienda 2020, aplicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México, residen 31.8 millones de niñas y niños de 0 a 14 años y representan el 25.3 por ciento de la población total. Con el regreso de Semana Santa, miles de niños en el país retornaron a clases presenciales.

La especialista indicó que al inicio de la pandemia los menores comenzaron a presentar alopecia, ansiedad, depresión y estrés, problemas que los orillaron a acudir al psicólogo, y destacó que las clases en línea, la falta de escuela presencial y la cero convivencia física con pares afectó a muchos niños.

Esquivel Guillén afirmó que no es lo mismo ir a la escuela presencial, donde los niños se desenvuelven con sus propios recursos y son independientes a tener que interactuar con sus compañeros con un monitor de por medio y una mamá o papá detrás vigilando y pendiente de cómo hace cada actividad, o exigiendo lo mejor de sí.

La especialista compartió que también hay otros tipos de niños que son más tímidos e introvertidos, y para ellos, la educación en línea fue positiva, pues no tuvieron que lidiar con nadie; sin embargo, la vida real no es frente a un aparato y los niños deben aprender a relacionarse con otros.

“Ahora el reto para madres, padres y maestros es regresar a los niños a la vida real para que desarrollen habilidades sociales que les servirán para una sana convivencia en la sociedad”, comentó Hilda Elena Esquivel y destacó que los menores deben tener criterios para poder distinguir los riesgos de la vida real y adquirir madurez.

La psicóloga llamó a los padres a tener más comunicación con sus hijos, pues hoy más que nunca es vital que los padres supervisen a qué sitios virtuales tienen acceso con quiénes interactúan y se evite que los menores corran algún riesgo. Además, es vital que se promueva la actividad física, para un crecimiento adecuado.


Te puede interesar: Insuficiente el gasto nacional para servicios básicos en escuelas: Educación con Rumbo

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.