En México aumentan los empleos informales: IMCO

Aunque la recuperación del empleo avanza a nivel nacional, existen disparidades porque el empleo generado no ha sido de la mejor calidad.



Aunque los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cierre del tercer trimestre de 2021, publicados por el Inegi, indican que la población ocupada sumó 593 mil 492 nuevos trabajadores, lo que muestra un nivel superior al observado antes de la pandemia.

Un análisis realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) indica que de los empleos creados entre el segundo trimestre y el tercer trimestre de este año, el 78 por ciento ha sido informal. Mientras que el nivel de empleo informal actualmente es de 2.1 por ciento, mayor al que había antes de la crisis por la pandemia, el del empleo formal es mayor con 0.4 por ciento.

El nivel de informalidad laboral es similar para hombres y mujeres, pues en el tercer trimestre del año, 56.2 por ciento de las mujeres ocupadas tuvieron un empleo informal, mientras que la proporción para los hombres fue de 56.3 por ciento.

Además del incremento en el empleo informal, el incremento de la tasa de subocupación denota una generación de empleo vulnerable y con horas (e ingresos) insuficientes para parte de la población.

Además de que la informalidad evita que más de la mitad de los trabajadores (56.3 por ciento en el tercer trimestre de 2021) tenga acceso a prestaciones laborales y un cumplimiento pleno de sus derechos; implica un menor acceso a elementos fundamentales para la planeación como el ahorro para el retiro, entre otros beneficios.

Además, la informalidad está relacionada con menos oportunidad de capacitación y crecimiento profesional, y conduce a un menor nivel de productividad, indica el análisis del IMCO.

Mientras que la proporción de la pobreza laboral, cuyos ingresos laborales del hogar fueron insuficientes para adquirir el valor de la canasta alimentaria para todos los miembros, alcanzó un nivel de 40.7 por ciento y registró el primer incremento en un año.

La calidad de los trabajos

Otro dato es que existe una disparidad en la competitividad y la calidad del empleo en hombres y mujeres. Mientras que en el tercer trimestre de 2021, las mujeres que percibieron una remuneración por su trabajo tuvieron ingresos laborales promedio de 5 mil 980 pesos al mes, los hombres recibieron 7 mil 588 pesos mensuales. Así, aunque ambos sexos tiene tasas de informalidad laboral similares: de 56. 3 por ciento en hombre y 56.2 por ciento en mujeres, la calidad del empleo de las mujeres es más baja.

Para el IMCO, la prevalencia de una mala calidad en el empleo resulta en un mercado laboral menos competitivo, con peores condiciones y menos atractivo para los jóvenes que se incorporan a la población en edad de trabajar.


Te puede interesar: En México la mortalidad materna aumentó durante la pandemia

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.