Agua Capital pone en marcha el programa Escuelas de Lluvia

A casi dos años del cierre permanente de todas las escuelas del país, las infraestructuras se encuentran todavía más dañadas.



Datos de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) indican que solo siete de cada 10 centros escolares contaban con servicios para el lavado de manos en el ciclo escolar 2018-2019. En ese mismo ciclo escolar hubo 41 mil 283 escuelas de educación básica y media superior sin agua potable, 16 mil 041 planteles sin sanitarios y 18 mil 860 que operaron sin servicio de electricidad.

En las escuelas primarias de educación indígena en donde se tiene menor disponibilidad del servicio para el lavado de manos: 39.5 por ciento. Las telesecundarias, 66.8 por ciento; y los planteles de Educación Media Superior de sostenimiento autónomo, 67.4 por ciento.

Mientras que las primarias y secundarias comunitarias prácticamente carecen de este servicio básico, porque las escuelas que cuentan con este representan sólo 0.03 y 0.5 por ciento, respectivamente.

Estas cifras son una muestra de las condiciones de abandono en las que se encontraban miles de planteles educativos antes de la crisis de la pandemia de COVID-19. A casi dos años del cierre permanente de todas las escuelas del país, las infraestructuras se encuentran todavía más dañadas, ya sea por vandalismos, maltrato y en algunos casos desmantelamiento.

Para contribuir a solucionar el reto de la disponibilidad y falta de agua que existe en muchas zonas de la CDMX, Agua Capital está trabajando en el proyecto Cosecha Capital-Escuelas de Lluvia, el cual busca transformar el agua de la lluvia en una fuente alternativa de agua potable para comunidades vulnerables de forma eficiente y sostenible.

“A través de intervenciones en escuelas con la instalación de innovadores equipos de captación de lluvia, se puede garantizar un acceso básico al agua, mejores condiciones físicas de las instalaciones y lo más importante, el bienestar y la salud de los estudiantes”, indicó la organización a través de un comunicado.

Pipola Gómez, coordinadora de proyectos de Agua Capital, dijo que está comprobado que la Cosecha de Lluvia puede ofrecer agua en los meses de lluvia de manera autosuficiente, más una reserva que podría durar entre seis y ochos meses. El proyecto Cosecha Capital-Escuelas de Lluvia comenzó en dos escuelas de la Alcaldía Azcapotzalco: la Escuela Primara “Salvador Varela Reséndiz” y la Escuela Primaria “Héroes del Sur”, en beneficio de 850 alumnos y la meta de captación de agua de lluvia hasta para seis meses.

“A través de intervenciones en escuelas con la instalación de innovadores equipos de captación de lluvia, se puede garantizar un acceso básico al agua, mejores condiciones físicas de las instalaciones y lo más importante, el bienestar y la salud de los estudiantes”, resaltó la coordinadora de proyectos de Agua Capital.

 

Te puede interesar: Juez otorga amparo que obliga al gobierno dar recursos a escuelas de tiempo completo

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.