El 70% de los suelos mexicanos reporta desertificación

Alertaron que la degradación de los suelos dedicados a la agricultura como consecuencia de este fenómeno de desertificación reduce la producción de alimentos en más de un 12 por ciento.



Académicos e investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) urgieron acciones para frenar desertificación en México, ya que una evaluación del Patrimonio Suelo en el país revela que 140 millones de hectáreas, equivalente al 70 por ciento de los suelos mexicanos, reportan niveles de materia orgánica de bajos a medios, lo cual pone en riesgo la capacidad de producir alimentos y provoca pérdida de seguridad alimentaria.

Gerardo Noriega Altamirano, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, y Enrique Rico Arzate, académico del IPN, alertaron que la degradación de los suelos dedicados a la agricultura como consecuencia de este fenómeno de desertificación reduce la producción de alimentos en más de un 12 por ciento.

Los especialistas precisaron que el 31 por ciento de los suelos en México se identifica con degradación por acidez y 73 por ciento tiene poca capacidad de intercambio catiónico, de ahí que la desertificación sea un fenómeno donde las variaciones climáticas y las actividades antropológicas conduzcan a que los suelos pierdan fertilidad.

Considerando que nuestro país enfrenta una severa sequía, los investigadores de la UACh y del IPN advirtieron que en el futuro inmediato la sociedad mexicana enfrentará retos como producir más alimentos y fibras para alimentar a una mayor población; los sistemas de producción agropecuarios y forestales deben ser más eficientes, sustentables y contribuir a mitigar el cambio climático, por lo que se debe generar desarrollo en el sector primario.

Las condiciones descritas en la salud de los suelos pone en riesgo aspectos como: pérdida de la capacidad de producción de alimentos y de la seguridad alimentaria; pérdida de biodiversidad y de producción de bienes ambientales; pérdida de capital natural; limitaciones para alcanzar el desarrollo sustentable; mayor vulnerabilidad ante el cambio climático, entre otros aspectos.


Te puede interesar: 81% de la población prefiere iniciar clases presenciales con niños vacunados

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.