La falta de agua aumenta crisis por pandemia

La Conagua destacó que en esta crisis sanitaria ha aumentado un 30 por ciento el consumo domiciliario de agua debido a que la gente pasa mayor tiempo en sus hogares.


Pipas de agua en colonias


Con el creciente número de casos de COVID-19 en el país y las recomendaciones de la Secretaría de Salud de lavarse continuamente las manos como acción fundamental contra la pandemia, en México, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aproximadamente 10 millones de personas no tienen acceso al agua.

Ante este contexto, durante 2020 la falta de lluvias impidió que tres de las siete presas que componen el Sistema Lerma Cutzamala llenaran su capacidad, esto provocó recurrentes cortes de servicio en diferentes zonas de la ciudad, afectando a más de 600 mil personas en 13 alcaldías de Ciudad de México.

La organización Agua Capital hizo un llamado a los ciudadanos a cuidar el uso del agua, a fin de que no sea utilizada en actividades no esenciales como riego de banquetas o lavado de autos, también urgió a las autoridades a dar a conocer el plan para que ninguna personas se quede sin el vital líquido para hacer frente a la pandemia.

El Sistema de Agua de la Ciudad de México (Sacmex) indica que la falta de continuidad del servicio a los habitantes se traduce en que 26 por ciento de la población no recibe cantidad suficiente de agua, 15 por ciento no cuenta con servicio diario y 1.8 millones de personas se surten con tandeo.

En este sentido, Blanca Jiménez, directora general de la Conagua, destacó que en esta crisis sanitaria ha aumentado un 25 y 30 por ciento el consumo domiciliario de agua debido a que la gente pasa mayor tiempo en sus hogares, comprometiendo así el abasto y provocando que la operación de distribución ajuste su dinámica al realizar suministros más grandes a las zonas habitacionales que a los lugares de trabajo.

Además de que el 60 por ciento del agua que se desperdicia ocurre en el hogar, espacio que la mayoría de los mexicanos ocupa una gran parte del día por las medidas para trabajar desde casa y los aislamientos que se realizan.

“Vale la pena entonces reforzar el llamado al lavado constante de las manos con agua y jabón, pero con conciencia de un uso racional. Se estima que por cada minuto que se deja la llave del agua abierta, ya sea para lavarse las manos o los dientes, se puede desperdiciar hasta 5 litros de agua, lo cual limita el acceso a este preciado recurso a otras personas”, señaló Eduardo Vázquez, director ejecutivo de Agua Capital.

Consejos para el cuidado del agua:

• Abrir la llave para mojarse las manos y después cerrarla.
• Colocar jabón en las manos y tallarlas por 20 segundos.
• Frotar las manos con jabón y asegurar que la llave esté cerrada.
• Abrir la llave para enjuagar el jabón. Al terminar, verificar que la llave esté cerrada y sin goteo.
• Tomar baños cortos y poner una cubeta para captar el agua.
• Reutilizar el agua de la lavadora para limpiar pisos, exteriores, terrazas o regar las plantas.

 

Te puede interesar: Retrocede México en creación de energías renovables

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.