Solicitan audiencia a Sheinbaum, comerciantes buscan salida a crisis

Integrantes de ConComercioPequeño piden encontrar fórmulas para permitir la movilidad normal en el primer cuadro de Ciudad de México y salvar así sus negocios y empresas que han dejado de tener actividad.


Piden diálogo 


En un desesperado llamado a las autoridades capitalina y federal, comerciantes y micro, pequeños y medianos empresarios del Centro Histórico de Ciudad de México, solicitaron una reunión urgente con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum para presentarle “en viva voz”, la grave situación de subsistencia por la que atraviesan debido a los cierres a los que se han tenido que someter de manera obligada, primero por la pandemia y después por los cercos de seguridad implementados por las movilizaciones, actos cívicos, protestas, marchas y plantones que se han realizado en el Zócalo capitalino durante las últimas semanas.

Gerardo Cleto López Becerra, representante de la asociación ConComercioPequeño, indicó que los negocios ubicados en el primer cuadro de Ciudad de México que representan alrededor de 600 giros mercantiles, han resentido esta situación con una pérdida que rebasan ya los 100 millones de pesos durante las últimas tres semanas.

A fin de que encontrar una salida urgente a esta situación, los integrantes de la agrupación empresarial hicieron una serie de peticiones a las autoridades con las cuales buscan la reactivación sostenida de la economía y la recuperación de los puestos de trabajo que se perdieron.

López Becerra subrayó que los dueños y encargados de negocios y empresas ubicadas en el primer cuadro del Centro Histórico de la capital del país, apelan a la sensibilidad de las autoridades, tanto de Ciudad de México como del gobierno federal sobre las necesidades y requerimientos de los comerciantes en pequeño y las empresas familiares y la pronta salida de la situación que les impide llevar a cabo sus actividades.

Estos son los cinco puntos que los integrantes de ConComercioPequeño proponen a las autoridades para destrabar la problemática por la que se han visto obligados a mantener abajo las cortinas de sus negocios con las consecuentes pérdidas económicas y afectación a diversas familias que dependen de las pymes y comercios que se ubican en la zona:

1) Destacar la importancia que tiene el pequeño comercio y la mediana empresa, porque además de proveer productos y servicios que requiere la sociedad, es fuente de ingreso para miles de trabajadores, canal de distribución de los productos de las grandes empresas y la base de la economía nacional. Siendo tan importante el pequeño comercio y las empresas familiares, no debe tomarse el cierre de comercios y empresas, como primera –y a veces única–, medida de acción para la atención de conflictos y emergencias, sin haberse agotado todas las demás acciones que la autoridad puede disponer.

2) Ante el anuncio de un nuevo paquete de medidas para impulsar la reactivación económica, es necesario que se incluyan acciones efectivas que favorezcan al pequeño comercio y las empresas familiares. El nivel de ventas que estamos teniendo es muy bajo y no es posible sostener el pago de las rentas, servicios y proveedores. El nuevo paquete de medidas económicas debe atender las necesidades que tiene el pequeño comercio y las empresas familiares. Los negocios requieren financiamiento y los trabajadores apoyo para mantener su salario.

3) En el marco del respeto a los derechos humanos, nos manifestamos a favor de la libertad de expresión, tránsito y comercio, y en contra de los grupos e individuos que promueven la violencia y las agresiones que tanto daño está haciendo a la sociedad. Pedimos a estos grupos que detengan las agresiones y violencia con la que han actuado. Consideramos que no debe correrse un velo de protección e impunidad para estas acciones. Nuestra solidaridad y reconocimiento para las mujeres policías, camarógrafos y periodistas que fueron agredidos en hechos recientes. Además, queremos reconocer la decisión que tomó el Comité del 68 de no realizar la marcha este año, programada tradicionalmente el 2 de octubre, como un acto que contribuye a la atención de la emergencia sanitaria.

4) El retiro de las vallas metálicas, el restablecimiento de la circulación vehicular, libre tránsito y la apertura de las estaciones del metro Zócalo y Allende, con lo que se facilitará el la llegada y salida de trabajadores y visitantes.

5) Control sanitario del ambulantaje.

 

Te puede interesar: Pierden comercios 100 millones en dos semanas por manifestaciones

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.