Confía México Libre en que TEPJF lo reconocerá como partido político

La negativa de otorgarle a México Libre el registro como partido derribó, mas no derrotó a los ciudadanos que buscan consolidar una nueva alternativa política en el país y quienes confían que el TEPJF revierta la decisión del INE.


El futuro de México Libre


Sin odio, sin violencia, pero con firmeza así es como los integrantes de México Libre emprendieron una nueva batalla al presentar un recurso de impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en espera de que los magistrados fallen en su favor y así puedan conseguir su registro como partido político que le fue negado por la mayoría de los integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Margarita Zavala, Felipe Calderón e integrantes de México Libre se dieron cita el domingo 13 de septiembre en la explanada del INE para mandar un mensaje político y entregar la impugnación a la oficialía de partes del TEPJF, documento constituido por 156 páginas y del que esperan la resolución por parte de los siete magistrados que la componen en el mes de octubre.

En el discurso central, Zavala justificó la decisión de la organización que preside de continuar con el último recurso legal para buscar convertirse en partido político, y de manera contundente señaló que a sabiendas que “desde el poder se instiga en nuestra contra y sabiendo que desde Palacio Nacional se persigue a quienes disentimos, fuimos cuidadosos y entregamos cada documento, cumplimos cada requisito, preferimos la transparencia y aquí (en el INE) lo saben".

A pesar de ello, agregó, el INE negó el registro "en medio de una sesión pública llena de incongruencias, confusiones, inconsistencia y, por supuesto, el resultado fue injusto".

Asimismo, aseguró que “las decisiones infundadas e injustas debilitan a las instituciones, como el INE, que con tanto trabajo hemos construido los mexicanos”.

Por su parte, el expresidente Felipe Calderón afirmó que quienes conforman esta organización confían en el derecho y las instituciones y no dejarán que sean atropellados los derechos de ciudadanos que se han sumado a ese proyecto político.

¿La última batalla?

Después de abandonar las filas del PAN, Margarita Zavala y Felipe Calderón se dieron a la tarea de buscar alternativas para continuar en la arena política del país. El primer paso firme lo dieron al conseguir que la esposa del expresidente obtuviera una candidatura independiente a la presidencia de la República; sin embargo, las escasas posibilidades de conseguir el triunfo hicieron que no siguiera en la carrera por la búsqueda de la Primera Magistratura.

Los esfuerzos no se quedaron ahí y acompañados de cientos de personas más continuaron con la búsqueda de construir un nuevo partido político para lo cual se dieron a la tarea de cumplir con los requisitos marcados por la ley y después de ello sólo faltaba esperar la decisión del Consejo General del INE quien avalaría o rechazaría esta posibilidad.

Parecía que todo iba viento en popa después de que los cuatro integrantes de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE aprobarán que México Libre habría cumplido con todos los requisitos marcados por la ley, lo que parecía ser la antesala de su registro; pero debían esperar la sesión en la que el Consejo General discutiría y votaría al respecto.

Después de haber sido pospuesta, finalmente el 4 de septiembre se celebró la sesión en la que los consejeros Lorenzo Córdova, Ciro Murayama, Adriana Favela, Jaime Rivera, Martín Faz Zamora, Norma de la Cruz y Carla Humphrey votaron en contra de otorgarle el registro, mientras que José Roberto Ruiz Saldaña, Uuc-Kib Espadas, Dania Ravel y Claudia Zavala no encontraron inconveniente para que se le otorgara el registro como nuevo partido político.

Los argumentos expresados en contra fueron por lo que consideraron opacidad de cómo llegaron algunos recursos a esa organización, quienes lo dejaron muy en claro desde el inicio fueron Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, el primero de ellos aseguró que el origen de al menos un millón 241 mil pesos que recibió la organización no fue demostrado, y Ciro Murayama dijo que desde agosto del año pasado se hizo del conocimiento de México Libre que las aportaciones a través del dispositivo Clip no eran válidas dado que se desconocía la identidad de los donantes.

Cabe señalar que previo a esta sesión el INE había determinado multar por 2.7 millones de pesos a México Libre por considerar que existían irregularidades en el manejo de sus ingresos y gastos.

De acuerdo con lo señalado por los miembros de México Libre esta organización cumplió con todos los requisitos para integrar un partido político, como cumplir con el requisito de tener más de 200 asambleas distritales con más de 300 asistentes, más de 234 mil afiliados, llevar a cabo una asamblea nacional constitutiva, la aprobación de la declaración de principios, programa de acción y estatutos por los afiliados.

Además, aseguran que cumplieron con su obligación de informar al INE mensualmente sobre el origen y el destino de sus recursos, que salieron de las cuentas de sus simpatizantes.

A pesar de estas afirmaciones, algunos consejeros consideraron que se hicieron donativos de personas no identificadas, a través de la plataforma CLIP, en la cual sólo quedan registrados los cuatro últimos números de la tarjeta de débito o crédito de que se trate.

Según México Libre los elementos entregados a la autoridad electoral fueron la relación del titular de la tarjeta, copia de su credencial del INE, carta en la que reconoce el donativo e incluso su número celular, fecha, hora y ubicación de la aportación a través del sistema financiero mexicano, a pesar de ello algunos consejeros consideraron que no era suficiente para identificar a algunos donantes.

El argumento de la impugnación señala tres puntos torales:

1) Introducción arbitraria de un nuevo criterio creado y aplicado ad hoc para "Libertad y Responsabilidad Democrática, A.C." (México Libre).

2) Vulneración del derecho fundamental de asociación, la garantía de audiencia y los principios de certeza, seguridad jurídica, legalidad y confianza legítima.

3) Aplicación de una regla en materia de fiscalización, lo que afecta en forma excesiva el derecho fundamental de asociación de quienes decidieron afiliarse a esa organización.

Ahora la decisión definitiva para que México Libre sea reconocido legalmente como partido político reside en los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Felipe Fuentes, Indalfer Infante, Mónica Soto, José Luis Vargas, Felipe de la Mata, Reyes Rodríguez y Janine Otálora.

El calendario electoral de 2021 ya está en marcha y, de ser avalado como un nuevo partido político, México Libre tendrá que meter el acelerador al fondo para no quedar en desventaja en el panorama electoral, mientras tanto hay que esperar la resolución final que se dará en octubre.


Te puede interesar: Solo o en coalición, Morena encabeza intención del voto

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.