Agrede a los niños el cambio de sexo

Legalizar el cambio de sexo de niños y niñas los pone en riesgo de ser víctimas de delitos como la prostitución, la trata de personas o la violación, por lo que los diputados de Morena quienes promueven esta ley pueden ser demandados penalmente.


Elección género


Permitir que los niños, niñas y adolescentes puedan cambiar de sexo, como lo pretenden diputados locales de Morena en la Ciudad de México, carece de legalidad, agrede la integridad física de los infantes y los coloca en una situación de vulnerabilidad ante delitos como la violación, la prostitución o la trata de personas, aseguró el consultor jurídico Francisco Jiménez Ruiz, especialista cabildero.

Advirtió que la iniciativa promovida por los diputados de Morena, Paula Soto Maldonado y Marco Antonio Temístocles Villanueva Ramos, viola los derechos de las niñas, niños y adolescentes, la Constitución mexicana, el Código Civil, los Tratados Internacionales firmados por México y además quebranta la autodeterminación de los individuos que consiste en que las personas tomen decisiones de manera responsable para determinar el propósito de su vida de manera libre y voluntaria, una vez que cuenta con la mayoría de edad.

Jiménez Ruiz dijo que la afirmación de que un niño o una niña puedan escoger su sexo carece de fundamentos legal, médico y de cualquier otra índole, toda vez que no se trata de una elección sino de una condición de la naturaleza que proveyó a cada persona con un sexo determinado.

“Un diputado, una diputada, un grupo político supone que los niños y las niñas quieren cambiar de sexo, pero ése es un supuesto no sustentado porque ¿cuántos niños quieren cambiar de sexo? La respuesta es ninguno porque no son conscientes todavía de lo que realmente quieren e implica una decisión de este tipo. ¿Cuándo van a ser conscientes? A los 18 años. Si a esa edad quieren tener relaciones sexuales entre hombres o mujeres es muy su derecho y el Estado lo debe proveer, y ya lo provee, pero antes de esa edad no, por eso el Estado los protege”.

“Una vez que se alcance la mayoría de edad se tiene la autodeterminación de elegir su pareja, su nacionalidad, su trabajo o su sexo, antes de los 18 años el individuo no tiene autodeterminación”, explicó.

Asimismo, puso en tela de juicio la intención de los legisladores morenistas quienes afirman que los menores tienen derecho a decidir a qué sexo pertenecer, lo que tratan de encuadrarlo en el derecho de identidad el cual se refiere a tener un nombre, apellidos, nacionalidad, pertenencia cultural y estar inscritos ante el Registro Civil, pero no se refiere a la elección de sexo ni puede encuadrarse ahí.

Agregó que en el tema legislativo los derechos del niño se protegen desde la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de ahí es obligatorio para los 32 estados de la República, un Congreso local como pertenece a la Federación debe acatar lo que indica la Carta Magna por lo que esta iniciativa sería inválida.

¿Cerveza no, cambio de sexo sí?

El consultor jurídico indicó que legalmente puede consumirse alcohol hasta la mayoría de edad, sin embargo los diputados de Morena pretenden que un menor de edad pueda cambiar de sexo. Autorizar tomar una cerveza sí puede hacerse, pero el sexo es una determinación biológica y eso no puede cambiar.

Indicó que los niños y las niñas deben ser protegidos por el Estado, tal y como lo marcan las diversas normatividades nacionales e internacionales que velan por el interés superior de la infancia. Observó que es natural que un adulto influya en las decisiones de los pequeños, por lo que en esta etapa de su vida, por lo que los pequeños tienen el derecho a permanecer tal y como están determinados sexualmente durante esta etapa de su vida, y si al llegar a la adultez desean cambiar de sexo es una elección personal que debe ser respetada.

Por otra parte, el especialista en derecho aseguró que el Código Civil señala que la patria potestad es compartida entre los dos padres del infante, y ejemplificó que para sacar un pasaporte ambos tienen que llevar al menor, no puede ir uno solo a menos que por una causa de fuerza mayor esté ausente, pero es necesario que se presente una carta de autorización del padre ausente, por lo que resulta absurdo que para cambiar el sexo de un pequeño baste con la presencia de uno de los progenitores.

“No pueden suplantar las leyes actuales con una nueva propuesta porque se les ocurrió, si están diciendo que sólo uno de los padres puede llevarlo deben justificarlo. En derecho decimos fundamentar y motivar, motivar es narrar los hechos, fundamentar es basar en la ley, si no fundamentan con base en la ley, porque sólo uno de los progenitores lleva al niño a cambiar de sexo, entonces es ilegal; está en el Código Civil”, aclaró.

Advirtió que, al pretender cambiar la ley, los diputados de Morena facilitarían que gente de poca ética y sin escrúpulos trasgreda la integridad de un niño o una niña al ponerlo en riesgo de ser violado o ser víctima de la trata de personas, y ante ello consideró que los legisladores deben responder legalmente, ya que con esta iniciativa están suscitando conductas de ese tipo, lo que amerita una demanda penal.

 

Te puede interesar: Quieren que niños y niñas elijan su sexo 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.