La Guardia Nacional ya es un dolor de cabeza

La Guardia Nacional, ideada por Andrés López Obrador, hará tareas policiales y de Ministerio Público, lo que preocupa a expertos en derechos humanos.


Guardia Nacional


El pasado 30 de junio en el Campo Militar Marte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, inauguró de manera simbólica el nuevo cuerpo de seguridad, corporación que propuso formar desde que fue electo presidente, la Guardia Nacional (GN).

Frente a 70 mil cuerpos que conforman la GN en esta primera fase, AMLO reconoció que en materia de seguridad no se ha avanzado nada y tomó protesta a este nuevo escuadrón que, según él, pondrá fin a la inseguridad en el país.

Cuando AMLO fue presidente electo, anunció su intención de crear una nueva fuerza de seguridad y, de inmediato, el debate de la militarización del país volvió a estar vigente en la opinión pública. Hay que recordar que el actual presidente de la República, durante su campaña había anunciado el retiro de la fuerza militar en tareas de seguridad, pero con la GN, esa promesa parece lejos de cumplirse.

Pablo Girault, consejero de México Unido Contra la Delincuencia, aseguró que si bien el problema de seguridad es un conflicto que ha aquejado a nuestro país durante 2 sexenios, existe un diagnóstico real del problema; considera que lo que se debe hacer y reforzar son las policías locales y darles los elementos necesarios para que funcionen bien: un salario digno, un retiro decoroso, entrenamiento, capacitación adecuada y una supervisión honesta; no seguir desplegando fuerzas militares.

Te podría interesar: Retroceso en seguridad 

Contra las promesas de campaña de AMLO, en el sentido de no hacer uso de las fuerzas militares, la GN está formada por personal de la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal.

El consejero de México Unido Contra la Delincuencia explica que en ninguna parte del mundo hay militares haciendo tareas de seguridad interna, como ocurre aquí en México, aunque los impulsadores de la GN digan lo contrario, y advirtió que continuar con militares en la calle es un problema grave porque se trata de personas entrenadas para tomar decisiones de guerra. El especialista recordó un estudio hecho por la policía de Dallas, Texas, el cual indica que los militares que no han ido a la guerra son doblemente propensos a dispararle a civiles cuando realizan tareas de seguridad pública, mientras que los soldados que sí han estado en la guerra, pueden llegar a ser triplemente propensos.

Si bien AMLO ha recalcado que la GN protegerá siempre los derechos humanos, la violencia en nuestro país y la violación de las fuerzas armadas a los derechos humanos se sigue acrecentando. A finales de marzo, la Marina Armada de México se enfrentó a pescadores en el municipio de San Felipe en Baja California, lo que dejó como resultado 2 pescadores muertos, uno de ellos con un disparo en la cabeza.

Para crear la GN, se hicieron modificaciones a los artículos 13, 16, 21, 31, 32, 36, 55, 73, 76, 78, 82, 89 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y dentro de estas modificaciones se le proporcionó a la GN la atribución de hacer investigaciones en delitos del fuero federal y del fuero común, lo que Pablo Girault califica de muy grave, porque en ocasiones los militares, después de un enfrentamiento, borran las huellas.

Otro problema que la GN enfrenta es que los cuerpos que forman parte de la Policía Federal no quieren entrar a esta nueva institución.

Integrantes de la Policía Federal han manifestado su inconformidad de integrarse a la GN porque, aseguran, se violan sus derechos laborales, lo que dejó como resultado una protesta masiva el miércoles 3 de julio en las oficinas centrales de la Policía Federal en la alcaldía Iztapalapa y un paro de labores de policías federales este 4 de julio.

Desde que AMLO tomó el control del Ejecutivo, mencionó que la Policía Federal era una corporación fallida y por ello tendrían que formar parte de la GN para ser capacitados y reorientados.

Ante el conato de sublevación, en el que resultó agredida la coordinadora de la GN, Patricia Rosalinda Trujillo, AMLO acusó la mañana de este 4 de julio como los principales inconformes a personas que ya no forman parte de la Policía Federal.

Las primeras tareas que la GN ha tomado, por orden del Ejecutivo, son labores relacionadas con la migración en la frontera sur del país, donde han hecho redadas en hoteles, bares y transporte público para detener a migrantes indocumentados, lo que viola tratados internacionales que México ha suscrito.

 

Te podría interesar: El fantasma de la seguridad 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.