Crear un nuevo perfil empresarial es necesario para un mejor futuro: USEM

La empresa es el camino natural hacia la transformación de un mejor país. Con nuestro compromiso, testimonio, unidos y en acompañamiento, dispuestos a generar bien común, habremos de trascender a este contexto histórico: Eugenio Cárdenas, presidente nacional de la USEM.


 


La realidad que converge hoy en México apunta a la necesidad de crear un nuevo perfil del empresario que requiere esta época y el que es indispensable para forjar un mejor futuro, señaló Eugenio Cárdenas Zaragoza, presidente nacional de la Unión Social de Empresarios de México (USEM), durante la inauguración de la Primera Cumbre Empresario del Futuro, “Empresarios a 200 años de la Independencia”.

Añadió que la pobreza, la inseguridad, la informalidad, la falta de participación ciudadana y la economía estancada son algunos de los problemas que actualmente aquejan al país, los cuales para poder ser superados requieren que los empresarios asuman un nuevo rol y pongan en el centro de sus acciones a la persona humana lo que repercutirá en generar beneficios en favor de las compañías, pero también de sus colaboradores, de la sociedad y del entorno en su conjunto.

En Cancún, Quintana Roo, al arrancar la cumbre, Cárdenas Zaragoza destacó que las características de los empresarios para generar desarrollo económico seguirá siendo el que conocemos y que consiste en ser audaces, innovadores, tomadores de riesgos y comprometidos, pero además deberán sumar más características positivas para forjar un mejor futuro.

Aseguró que es evidente que los empresarios ya no pueden seguir igual, ya que ello “sería abonar más a nuestra deuda social; la que hoy nos clama una reconstrucción de su tejido. Hay números, cifras y suficientes datos que nos gritan la gravedad del problema”, como la pobreza, la inseguridad y la economía estancada, situaciones que hoy urgen a un cambio de paradigma del empresario.

El presidente nacional de la USEM advirtió que la obligación de los empresarios no puede postergarse, no puede permanecer sin reflexión, sin cambio, sin una nueva visión integral hacia el futuro y sin compromiso social de manera responsable traducida en acciones concretas. “Dejemos de hablar, comencemos a ejecutar”, subrayó.

Cárdenas Zaragoza señaló que de la misma manera como se busca en las compañías constantemente áreas de mejora continua, los empresarios están llamados a construir una nueva identidad que tenga como propósito convertir a las empresas plenamente humanas y altamente productivas para logar ser socialmente responsables.

Eugenio Cárdenas mencionó que para lograr este cometido, la USEM propone que la empresa sea vista con una óptica más humana y sensible, por lo que propuso seis puntos:

1. Con accionistas y directivos congruentes apostar a los valores en la forma de hacer negocios.
2. Transformar lo que tenemos hoy a empresas virtuosas.
3. Dejar de practicar el salario mínimo y accionar a un salario digno.
4. Empresas productivas que permitan ser competitivas a nivel mundial.
5. Empresas humanas que permitan el desarrollo, formación y fomento diario de la dignidad de la persona.
6. Lograr con lo anterior ser empresas responsables.

“La propuesta es darnos una cucharada de la propia receta que la USEM propone y que consiste en trabajar en nuestro metro cuadrado cercano que es la familia, la empresa y nuestra comunidad para comenzar a practicar todos los días los principios de la doctrina social”, afirmó.

Recalcó que es importante redefinir al nuevo empresario, del hoy y del futuro, un empresario que apueste al bien común y con ello encuentre su misión de vida, que lo vea como una manera de trascender, que genere riqueza compartida donde hayamos acertado a encontrar nuestra verdadera vocación: desarrollar una nueva cultura de servir desde la empresa formando personas; seamos decididos a cuidar, desarrollar y respetar una cultura de aprender el principio de la dignidad de la persona; y al trabajar en esto, dijo, “tengo la plena seguridad que lograremos un país próspero, seguro y humano”.

Finalmente, expresó que apostar a los valores es rentable, es actual y ha hecho en sus vidas una pasión por transformar su país. “La empresa es el camino natural hacia la transformación de un mejor país. Y con nuestro compromiso, nuestro testimonio, unidos y en acompañamiento, dispuestos a generar bien común, habremos de trascender a este contexto histórico”.


Te puede interesar: USEM busca configurar el perfil del empresario del futuro

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.