Imprimir esta página

Inflación descendió en mayo, pero persisten presiones: Monex

La inflación subyacente de la segunda quincena de mayo fue de 4.51%, ello sugiere una base elevada para los índices de los meses siguientes y un fuerte impedimento para que la inflación general descienda debajo del 5% anual en los próximos meses.



El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento de 0.20 por ciento en mayo respecto a abril de este año, con este resultado la inflación general anual alcanzó una variación de 5.89 por ciento. En igual mes de 2020, la inflación fue de 0.38 por ciento mensual y de 2.84 por ciento anual, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta manera, la inflación de 5.89 por ciento de mayo representó un descenso de 19 puntos base respecto al 6.08 por ciento que registró en abril. Sin embargo, el dato sigue mostrando la influencia de fuertes presiones inflacionarias. De acuerdo a un análisis de Grupo Monex, el resultado fue superior al 5.84 por ciento estimado por el consenso y el avance mensual de 0.20 por ciento es el segundo más elevado en los últimos 20 años.

“De esta manera, el sesgo al alza para la inflación de cierre de año se vuelve más pronunciado y dada la aparición constante de factores que propician resultados elevados, consideramos que el Banco de México (Banxico) adaptará su postura durante el último trimestre de 2021 e incrementará la tasa de referencia en 50 puntos base”, señaló Monex.

El Inegi también dio a conocer que el índice de precios subyacente tuvo un incremento mensual de 0.53 por ciento y anual de 4.37 por ciento; por su parte, el índice de precios no subyacente registró una reducción de 0.75 por ciento mensual y un alza de 10.76 por ciento anual.

Dentro del índice de precios subyacente, se observaron aumentos mensuales en los precios de las mercancías de 0.62 por ciento y de 0.42 por ciento en los servicios.

Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 1.91 por ciento, al mismo tiempo que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 2.71 por ciento mensual, como resultado en mayor medida a los ajustes en las tarifas eléctricas dentro del esquema de temporada cálida en 11 ciudades del país.

Según el análisis de Grupo Monex, la inflación subyacente de la segunda quincena del mes fue de 4.51 por ciento, lo que sugiere una base elevada para los índices de los meses siguientes y por lo tanto un fuerte impedimento para que la inflación general descienda por debajo del 5.00 por ciento anual en los próximos meses.

Asimismo, señaló que las condiciones de sequía y la reapertura económica han tenido un alto impacto, sin embargo el avance del subyacente responde a presiones generalizadas en el ramo de mercancías y en el de servicios, que en ambos casos tuvieron los registros más abultados para un mes de mayo, por lo menos desde el año 2012. Por el lado de las mercancías, el resultado fue impulsado tanto por el segmento alimentario como por el no alimentario, lo que refleja mayores precios de los alimentos y de algunos artículos electrónicos en función de las condiciones globales de sequía y los cuellos de botella.

Por el lado de los servicios, señaló que el alza se concentró en el rubro de otros servicios, que incluye a los restaurantes, hoteles y el transporte aéreo, cuya demanda se ha incrementado con la reapertura económica.
Monex también indicó que las presiones en los agropecuarios han reemplazado a las de los energéticos. Dentro del no subyacente, las presiones en el ramo de los agropecuarios han remplazado a las de los energéticos como la principal preocupación. De hecho, las inflaciones agropecuarias de abril y mayo han sido las más elevadas para un mismo mes en todo el registro, lo que refleja el fuerte impacto que las condiciones de sequía han tenido sobre los cultivos. Así, elementos como el jitomate y la tortilla de maíz se han mantenido dentro de la lista de los 10 productos con mayor incidencia durante un buen tiempo.

Además, en el mes de mayo se dio un fuerte incremento en los precios de los productos cárnicos, lo que responde a una mayor demanda global por los avances en la vacunación y la mayor liquidez a disposición de los hogares estadounidenses. De esta manera, los precios del pollo, del cerdo y de la res fueron los más afectados y pudieron seguir generando inflaciones elevadas durante junio.
El Inegi, también dio a conocer que las entidades con variación por arriba del promedio nacional fueron Jalisco (0.80), Campeche (0.78), Michoacán (0.71), Ciudad de México (0.69) y Nayarit (0.67). En tanto, los estados con variación por debajo del promedio nacional fueron Sonora (-3.52), Sinaloa (-2.88), Baja California Sur (-2.14), Baja California (-1.55) y Chihuahua (-0.77).

 

Te puede interesar: Hasta 2022 se recuperarán empleos perdidos por pandemia: ManpowerGroup

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.