Credibilidad de López Obrador se derrumba, sólo 13% confía en él

A pesar de que Morena perdió 3% de las intenciones del voto con respecto a septiembre, sigue encabezando las preferencias entre los electores con 27% de apoyo, detrás se ubica el PRI con 18% y el PAN con 13%.



La calificación de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador al frente del gobierno federal no atraviesa por su mejor momento, durante el primer trimestre de 2021 su aprobación cayó siete puntos porcentuales con respecto a noviembre del año pasado, mientras que la desaprobación de su trabajo se incrementó de 39 a 43 por ciento, de acuerdo a los resultados de la más reciente encuesta elaborada por Grupo de Economistas y Asociados e ISA, Investigaciones Sociales Aplicadas S.C. (GEA-ISA).

La actual situación económica es la principal causa de la caída en la aprobación de la gestión presidencial. El 36 por ciento de la población considera que la situación económica no es buena, de este total 53 por ciento considera que la situación económica es mala y 70 por ciento muy mala.

En cuanto la dirección por la que está llevando al país el presidente López Obrador, el 51 por ciento de la ciudadanía afirma que es el rumbo equivocado, porcentaje que no sufrió variación en comparación de la anterior encuesta de noviembre; sin embargo, sí disminuyó el porcentaje de las personas que afirman que el rumbo es el correcto, pues mientras a finales del año pasado sumaban 39 por ciento, hoy este porcentaje cayó cuatro puntos para ubicarse en 35 por ciento.

La credibilidad del mandatario también sufrió un severo traspié al ubicarse en 13 por ciento, la segunda calificación más baja obtenida durante lo que va de su administración y que está muy lejos del 30 por ciento que tenía en marzo de 2019, mientras que la cifra de ciudadanos que hoy en día aseguran no creerle nada se disparó a 31 por ciento cuando en el tercer mes de hace un par de años era de 16 por ciento.

De acuerdo al estudio México: Política, Sociedad y Cambio. Escenarios Políticos, Primer reporte de 2021, el 69 por ciento de los ciudadanos considera que actualmente la sociedad mexicana está dividida siendo la principal razón la diferencia entre quienes apoyan y quienes rechazan al presidente López Obrador.

Por otra parte, el análisis señala que un tercio de los ciudadanos considera que es probable que la polarización sea la causa de que la situación política del país haya empeorado con respecto al año pasado, mientras que únicamente ocho por ciento piensa lo contrario, es decir que ha mejorado.

Manejo de la pandemia

A un año de iniciada la pandemia, la percepción social sobre su manejo mejoró de manera relevante debido al fin de la segunda ola de contagios y al inicio de la vacunación. Dos terceras partes de la población aprueba la manera como el gobierno ha comprado las vacunas y 55 por ciento afirma que el proceso de vacunación ha sido bueno y muy bueno.

Cabe destacar que casi seis de cada diez mexicanos opinan que la vacunación es lenta o muy lenta. Al margen del manejo de la pandemia por parte de las autoridades, un dato inquietante que la encuesta arrojó es que 28 por ciento de la población dice que no se vacunará, en tanto que 20 por ciento no sabe si lo hará, por lo que la empresa de consultoría asegura que hace falta una estrategia de comunicación al respecto.

Rumbo a las elecciones

En el marco del proceso electoral en marcha, la encuesta levantada por GEA-ISA hace referencia a las preferencias electorales destacando que la ciudadanía no se siente representada en los partidos políticos, los cuales siguen estando muy desprestigiados, ya que solo uno de cada 10 mexicanos cree que realmente los partidos políticos existentes representan los intereses de la sociedad.

Asimismo, destaca que los partidos de la coalición opositora, PAN, PRD y PRI, tienen una imagen negativa muy elevada y Morena tiene apenas una imagen positiva restando sus negativas.

Con respecto a las preferencias electorales en este ejercicio de opinión, Morena perdió tres puntos porcentuales de las intenciones de voto con respecto a septiembre para ubicarse en 27 por ciento; le sigue el PRI con un apoyo de 18 por ciento y el PAN con 13 por ciento de preferencias.

Por otra parte, al eliminar a los indefinidos, que suman 33 por ciento de los electores, y calcular las intenciones de voto efectivas, de ser hoy las elecciones Morena obtendría el 40 por ciento de la votación.

Asimismo, el voto de quienes reciben beneficios de varios programas sociales del gobierno será mayoritariamente para Morena y sus aliados, aunque 25 por ciento de ellos votaría por la oposición, según muestran los resultados de la encuesta; los que reciben beneficios de solo un programa social se dividirían por partes iguales entre Morena y la oposición.

Por otra parte, se destaca que casi la mitad de quienes aprueban la gestión que ha hecho el gobierno de la pandemia, votarán por Morena, pero la oposición no es capaz de captar para ella a quienes piensan que el manejo de la pandemia ha sido malo por parte del gobierno, ya que solo 45 por ciento de quienes la desaprueban votarán por la oposición, otro 45 por ciento se no pronuncia por ningún partido.

Las personas que participaron en este ejercicio al ser cuestionadas sobre qué era mejor para el país, si el partido del presidente (Morena) siga manteniendo la mayoría en el Congreso o que este partido no tenga la mayoría por sí solo, casi cuatro de cada diez ciudadanos (38 por ciento) opinaron que no es bueno para el país que el presidente tenga la mayoría en el Congreso contra 33 por ciento que cree que sí lo es.


Te puede interesar: Alianza opositora tiene un buen comienzo 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.