Imprimir esta página

México no es sin sus mujeres: Coparmex

Es necesario que "reconozcamos que México no es sin sus mujeres. Que su desempeño profesional y su trabajo en el hogar deben ser valorados y exaltados por el importante aporte que hacen al bienestar del país": Coparmex.



En México, existen evidentes desigualdades de oportunidades y desarrollo para las mujeres en lo económico y laboral, situación que se ha incrementado con la pandemia, por lo que es necesario que se generen mejores condiciones para que las mujeres puedan desenvolverse en los diversos ámbitos, destacó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Coparmex presentó cifras que muestran que aún hay rezagos importantes que no permiten a las mujeres desenvolverse en una cancha pareja con los hombres, por lo cual hizo un llamado a la sociedad y al gobierno para mejorar las condiciones del sector femenino en el país.

En primer lugar, destacó, es necesario que "reconozcamos que México no es sin sus mujeres. Que su desempeño profesional y su trabajo en el hogar deben ser valorados y exaltados por el importante aporte que hacen al bienestar del país".

Asimismo, el organismo empresarial condenó cualquier tipo de violencia que enfrentan las mujeres e invitó a las empresas a adoptar protocolos para prevenir y combatir la misma.

En lo que corresponde al gobierno, la Coparmex exigió que trabaje en la generación de políticas públicas a fin de facilitar que haya más mujeres emprendedoras con herramientas suficientes para que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que encabezan puedan prosperar.

En lo referente a la participación de las mujeres en la economía y en las empresas, la Coparmex mencionó que sólo 42 por ciento de las mujeres en edad de trabajar lo hacen, en contraste con el 74 por ciento de los hombres en ese rango de edad.

Esto significa que a pesar de que el sector femenino es mayoría en el país al sumar 51 por ciento de la población total, hay casi 12 millones más de hombres en el mercado laboral que mujeres, uno de los niveles más bajos en América Latina.

En cuanto al salario que perciben las mujeres, el sindicato patronal indicó que 30 por ciento gana hasta un salario mínimo en comparación con el 18 por ciento de los hombres que lo hacen en ese rango salarial. Mencionó que en el mercado formal, las mujeres ganan en promedio 935 pesos menos al mes que los hombres, es decir, 10 por ciento menos.

En el ámbito empresarial, las diferencias también se presentan, pues de acuerdo a la Coparmex en este sector la brecha de género se amplía conforme se avanza en la jerarquía, toda vez que sólo ocupan el 16 por ciento de las posiciones directivas en las empresas en México. Más aún, las mujeres encabezan sólo el 8.7 por ciento de asientos en Consejos de Administración de alguna empresa.

Las mujeres son propietarias del 37 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas en el país (mipymes); sin embargo, casi todos son micronegocios (99.5 por ciento), por lo que sólo emplean al 25 por ciento del personal y generan el 15 por ciento del valor agregado de las mipymes.

Además, enfrentan obstáculos para su crecimiento, ya que sólo 22 por ciento ha podido transitar a la formalidad y 13 por ciento ha obtenido algún crédito o financiamiento.

Por ello la Coparmex considera que resolver las limitantes que enfrentan las mujeres emprendedoras podría aumentar su participación en el mercado laboral. "Las mujeres propietarias contratan más mujeres para trabajar, aproximadamente dos mujeres remuneradas por cada hombre", recalcó.

El organismo empresarial indicó que a consecuencia del COVID-19, durante el año pasado más de 1.1 millones de mujeres dejaron o perdieron su trabajo, lo que significó una disminución del 5.2 por ciento en la cifra de mujeres ocupadas, el doble que la tasa observada en la población masculina.

Además, las labores de cuidado al tener hijos estudiando a distancia ha dificultado el retorno de las mujeres al mercado laboral. El 74 por ciento del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que se realiza en los hogares es producido por ellas. Este tipo de trabajo no remunerado tiene un valor equivalente a 22.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Uno de los aspectos que también afectan al sector femenino del país es el de la violencia, la cual debe ser visibilizada para combatirla. “Por desgracia, la violencia que experimentan aumentó en el confinamiento, ya que en muchos casos los hogares no son espacios seguros. Se reportó un aumento en las llamadas de denuncia de violencia contra las mujeres y en la incidencia delictiva en el entorno familiar en 2020 alcanzando un máximo histórico con 220 mil incidencias, cinco por ciento más de lo registrado en 2019. La cruda cifra de 11 asesinatos a mujeres todos los días se mantiene”.


Te puede interesar: La familia es el sostén de la humanidad y la esperanza del mundo 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.