Pobreza por COVID-19, la más grave en 20 años: BM

En 2020 la cifra puede ser de hasta 115 millones, mientras que para 2021 alcanzará los 150 millones de ciudadanos.


Aumento de pobreza


Según el Banco Mundial y su informe Reversiones de la Fortuna, a causa de la pandemia de COVID-19, la cantidad de personas viviendo en pobreza extrema, lo que es igual a vivir con menos de 1.90 dólares, aumentará para 2020 y 2021. En 2020 la cifra puede ser de hasta 115 millones, mientras que para 2021 alcanzará los 150 millones de ciudadanos.

“Se prevé que en 2020 la pobreza extrema mundial aumentará por primera vez en más de 20 años como resultado de las perturbaciones ocasionadas por la pandemia de COVID-19”, indicaron economistas y recalcaron que la economía se contraerá 5.2% en 2020, que es la mayor caída del PIB en 80 años. 8 de cada 10 ‘nuevos pobres’ pertenecerán a países con ingresos medios y que viven en ciudades.

El COVID-19 no sólo ha dejado millones de muertos e infectados en el mundo, también ha afectado económica, social y mentalmente a la población. La pandemia hace imposible reducir la pobreza mundial en el mundo, que era una de las metas de diversos proyectos y organizaciones, tales como los objetivos de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Puedes leer: Pobreza infantil pega a países de la Unión Europea

El aumento en la pobreza extrema afectará entre 9.1% y 9.4% de la población mundial, siendo la afectación más alta en 20 años. De acuerdo con el Banco Mundial, el aumento en la pobreza representa un retroceso de tres años para el mundo. A los daños que ha causado el COVID-19 se le agregan los desastres naturales y efectos del cambio climático que han golpeado a población vulnerable y a otras tantas personas que no esperaban daños económicos.

Estimaciones del Banco Mundial habían previsto que para 2020, la pobreza habría disminuido 7.9%; sin embargo, la pandemia arruinó las expectativas. Además, la pobreza extrema cada vez irá afectando más a los ciudadanos en zonas urbanas, cuando antes, la pobreza, era un fenómeno que dañaba principalmente a la población de zonas rurales. El sur de Asia será la región más afectada y después África.

Por otro lado, el Banco Mundial aseguró que la crisis causada por la pandemia de COVID-19 reducirá la prosperidad compartida. “Se estima que el promedio de la prosperidad compartida mundial se estancará o incluso se contraerá en el periodo 2019-2021, debido a la merma en el crecimiento de los ingresos promedio”, comentó el Banco Mundial en el informe.

 

Te puede interesar: Inversiones públicas estimularán la recuperación mundial: FMI

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.