Restricciones por pandemia pegan al comercio mundial

En las últimas décadas se intensificó la apertura comercial en el mundo, lo que facilitó el intercambio de bienes y servicios entre los países del orbe; sin embargo, debido a la pandemia se ha frenado abruptamente esta dinámica.


Virus afecta al comercio


En el afán de evitar que el COVID-19 se extienda, todos los países han tomado medidas precautorias para que su población no contraiga el mortal virus como el distanciamiento social, encierro y restricciones de viajes, lo que ha provocado fuertes caídas en la producción económica mundial y una intempestiva restricción de venta y distribución de bienes y servicios tal y como se venía haciendo, señala el estudio Costos comerciales en tiempos de pandemia global elaborado por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El organismo destaca que el comercio internacional juega un papel importante en el suministro de los productos necesarios para combatir la pandemia. Esto se ha reflejado en los esfuerzos de muchos gobiernos para facilitar las importaciones de ciertos productos médicos y equipo de protección personal como ventiladores y mascarillas.

A fin de que la población de cada país tenga los suministros para protegerse del virus, cada país ha considerado distintas medidas algunas de ellas han incluido la “eliminación de aranceles de importación, estableciendo prioridad canales de autorización, disminuyendo y simplificando los requisitos documentales y cooperando con otras agencias fronterizas”. Al mismo tiempo, observa la OMC, la escasez global de varios productos llevó a muchos gobiernos a imponer ciertas medidas restrictivas de las exportaciones.

El documento señala que a finales de abril, al menos 74 economías habían introducido prohibiciones, licencias o controles de exportación con la intención de proteger a su mercado interno así como garantizar a su población contar con productos indispensables, como suministros médicos, productos farmacéuticos y equipos médicos, además en algunos países se extendieron los controles a productos como alimentos y papel higiénico.

A pesar de que esta situación es comprensible por la pandemia, la OMC señaló que de acuerdo con las reglas que rigen este organismo, “las restricciones a la exportación deben ser específicas, proporcionadas, transparentes y temporales”, y señaló que muchas de las medidas que limitaban las exportaciones ya habían sido eliminadas.

El fantasma de la desconfianza

La Organización Mundial de Comercio indicó que los altos niveles de incertidumbre magnifican el impacto de los costos comerciales en el comercio internacional, como ejemplo menciona que, en el primer trimestre de 2020, el nivel de incertidumbre fue 60 por ciento más alto que el desencadenado por la guerra de Irak y el brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003, de acuerdo con datos de la Economist Intelligence Unit.

Los altos niveles de incertidumbre magnifican los costos comerciales y espera que estos puedan revertirse una vez que la pandemia esté bajo control.

Por otra parte, la OMC advierte que los costos de transporte y de viaje pueden afectar también el comercio y la economía de los países.

El análisis destaca que un transporte aéreo de carga más caro y menos viajes afectarían al comercio de bienes y servicios. Los productos fabricados en cadenas de valor mundiales pueden verse afectados de manera desproporcionada debido a su dependencia del transporte aéreo y el papel que desempeña el movimiento del personal esencial para garantizar el buen funcionamiento de las cadenas de valor. Otros sectores que dependen de los viajes de negocios, como el de negocios y servicios profesionales, servicios que requieren entrega presencial y el turismo también pueden necesitar para adaptarse a mayores costos de viaje.


Te puede interesar: Caerá 23% el comercio de AL: Cepal

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.