La nueva educación sexual oculta intereses ajenos

En el documental “Guerra contra la niñez: la agenda de Educación Sexual Integral” explican que los contenidos sobre la educación sexual atentan contra los valores que los padres enseñan a los niños.


Educación integral sexual


Nuevos conceptos sobre la sexualidad en los libros de educación básica ponen en riesgo a la niñez, advirtió Sharon Slater, presidenta de Family Watch International, durante su visita a México.

La Educación Sexual Integral (CSE por sus siglas en inglés) que se ha implementado como parte de la educación básica de los niños y adolescentes surge a partir de la guía International Technical Guidance on Sexuality Education, la cual sirve como base para la impartición de educación sexual a nivel mundial y que fue publicada en 2018 por la Organización de las Naciones Unidas y en colaboración con agencias como Unicef, ONU Mujeres, OMS, entre otras.

Slater explica que dichas organizaciones determinan qué es lo que los niños deben aprender en la educación sexual, pero bajo nuevos conceptos como la ideología de género en la que ejemplifica que hay casos en los cuales la identidad de género de algunas personas puede ser diferente al sexo biológico.

La guía incluye este tipo de recomendaciones para la educación sexual de niños desde los 5 años hasta jóvenes de 18 años o más (//www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/ITGSE_en.pdf)

En ese sentido, agregó que dicha guía incluye la agenda LGBT, pero lo que más le preocupa es que se pretenda separar los valores sobre la sexualidad que tienen los padres a los que tendrán los niños con esta nueva enseñanza.

Señaló que parte del objetivo de su visita a nuestro país es dar un mensaje para la protección de los niños mexicanos, además busca ayudar a los líderes a enfrentar la agenda que dicta la guía y que ha percibido ya está muy fuerte en las escuelas de México, “están enseñando cosas muy dañosas a los niños aquí”, expresó.

Educación sexual en México

En México, la llamada educación sexual integral incluye asuntos controversiales que, en ocasiones, van en contra de las creencias y los valores de los padres de familia, destaca Sharon Slater, también colaboradora en la ONU.

Slater detecta que hay un problema en la aplicación de la educación sexual integral en México: el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Educación Pública ha decidido incluir en la enseñanza de la sexualidad temas muy controversiales como las identidades, la orientación sexual y el erotismo, cuestiones que no deberían ser responsabilidad del gobierno.

En ese sentido, Sharon Slater alerta que es necesario que los padres de familia pueden revisar los contenidos de sexualidad dirigidos a los niños, adolescentes y jóvenes en las escuelas, porque de lo contrario sus hijos aprenderán valores contrarios a los de los padres.

En caso de que los tutores detecten enseñanzas que no consideran adecuadas, tendrán que indicar al gobierno que lo que están haciendo con sus hijos no es correcto.

La unión hace la fuerza

Como parte de las presentaciones que estará realizando la presidenta de Family Watch International, Sharon Slater en México y en otros países en los que se pretende aplicar la educación sexual integral, se está invitando a unirse a una coalición que recolectarán los esfuerzos para crear “una nueva bandera enfocada en proteger los derechos de la niñez y los padres de familia”.

Próximamente se consolidará un sitio web en la que los interesados en la protección de los menores contra contenidos que vulneran sus valores, ya sean organizaciones, negocios, empresas, escuelas, políticos y maestros, puedan unirse en coalición.

Y es que, a pesar de que en México ya existen esfuerzos, están divididos como en muchos otros países. Slater explica que dicha iniciativa ya fue aplicada en la ciudad de Tucson, Arizona en los Estados Unidos y el resultado fue favorable: las organizaciones respondieron a la convocatoria y se movilizaron para impedir la implementación de la educación sexual integral en las escuelas norteamericanas y lo lograron. “Queremos ser un modelo para todos los países”, señaló Slater.

En lo que se consolida el proyecto en nuestro país ya hay un sitio en español para consultar información con respecto a la implementación de la educación sexual integral en las escuelas. En stopcse.org/mexico también puedes ver el documental “Guerra contra la niñez: la agenda de Educación Sexual Integral” que explica que la CSE es una forma de educación gráfica de la sexualidad.

“Cuando los padres vean esto, actúen como nunca antes han actuado”, pide la presidenta de Family Watch International.

Hay intereses en las Naciones Unidas

Algunas agencias de las ONU son las encargadas de promover financiar los programas de educación sexual integral en las escuelas, señala Sharon Slater. Y es que, explica, países desarrollados que tiene dinero mandan fondos a agencias que actúan como si fueran algunas ONG, pero realmente responden sólo a los intereses de los gobiernos que las apoyan.

En las Naciones Unidas, las agencias deben llevar los deseos de los países, pero en este caso, las agencias decretan a las naciones más pobres lo que deben cumplir de acuerdo a los intereses de los países más desarrollados.

“Las metas más grandes de muchas agencias son LGBT, derechos sexuales, el aborto y la educación de sexualidad integral”, precisa Slater.

El objetivo es “capturar la mente y corazón del niño” que en el futuro será padre de familia o líder que tendrá una “postura completamente diferente sobre la libertad sexual, el aborto y toda la agenda”.

 

Te puede interesar: Libros de texto para secundaria escritos en clave de ideología de género 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.