Sin democracia vamos a escoger más tontos

Lech Walesa, es originario de Polonia, hijo de un carpintero, electricista de profesión y ganador del premio Nobel de la Paz en 1983.


Lech Walesa en México


Lech Walesa, expresidente de Polonia y ganador del premio Nobel de la Paz en 1983, sostuvo un encuentro con representantes del Partido Acción Nacional (PAN), donde el tema principal fue la participación ciudadana para la democracia y por el cambio del mundo actual.

“Ninguna otra generación ha enfrentado oportunidad parecida para gozar del desarrollo, la paz, lo que hace falta solamente es quitar el pasado”, indicó el expresidente de Polonia en el evento. Walesa llamó al pueblo mexicano y al mundo a encontrarse y discutir la forma que tiene que tomar el nuevo mundo que se ha logrado.

Además, el reconocido líder polaco recalcó que esta generación tiene dos grandes retos: eliminar divisiones y crear verdadera democracia. Lech Walesa afirmó que se debe “eliminar el mayor número de divisiones en el mundo”, pues es una prioridad no volver a la situación que se vivió a finales del siglo XX; cuando Alemania estaba dividida y había una guerra nuclear en puerta.

Walesa también aseguró que la verdadera democracia es vital, pues en la mayoría de países la población no vota ni participa, entonces las decisiones importantes recaen sólo en algunos. “Mañana solamente los que van a ser elegidos votarán, lo que significa que vamos a escoger más tontos”, comentó el reconocido polaco.

Finalmente, el reconocido líder polaco, Lech Walesa, aseguró que los mexicanos tenemos en él un aliado, que se encargará de que todas las situaciones, buenas y malas que enfrenta México, se escuchen en todo el mundo.

Entre las personalidades del PAN que acompañaron a Walesa estuvo Marko Cortés, presidente nacional; Héctor Larios, secretario general; Cecilia Romero, secretaria general adjunta; Mariana Gómez, secretaria de asuntos internacionales, Santiago Creel, presidente de la comisión política y Adriana Aguilar, secretaria de promoción política de la mujer.

Lech Walesa se encuentra en México para asistir a la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz que se lleva a cabo en Mérida, Yucatán, del 19 al 22 de septiembre y en donde se tocarán temas como el desarrollo social y económico, las culturas originarias y la paz regional. Entre los invitados a ese evento se encuentra Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia; Lord David Trimble, ex primer ministro de Irlanda del Norte; Frederik de Klerk, expresidente de Sudáfrica, entre otros.

Lech Walesa, ejemplo de liderazgo y rectitud

Lech Walesa es originario de Polonia, hijo de un carpintero y electricista de profesión. Walesa fue una de las piezas clave que tuvo Polonia para derribar al gobierno comunista que la sometía desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta 1989. Fue cofundador del Sindicato Solidaridad, proscrito por el gobierno y reprimido en múltiples ocasiones, a pesar de lo cual se constituyó con el eje de la lucha de los trabajadores y ciudadanos de Polonia. Recibió el premio Nobel de la Paz en 1983 y en diversas ocasiones ha asegurado que el mejor camino para combatir la guerra es “el diálogo y la paz”.

En 1990 ganó las elecciones presidenciales, gracias a su extraordinario trabajo por acabar con el comunismo en su país, lucha que además precipitó la caída del mismo tipo de régimen en toda la región incluyendo la misma Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). En 1995 cedió el poder a su sucesor, Aleksander Kwasniewski, y más tarde en 1997 publicó su libro Un camino de esperanza, que resume su vida y su pacífica lucha.

Lech Walesa y el papa Juan Pablo ll fueron amigos muy cercanos, unidos por el amor a su natal Polonia y compartían la idea de luchar por medio del diálogo y la paz. En 2013, Lech aseguró que san Juan Pablo ll fue un “enviado del cielo”, que ayudó a acabar con la dictadura comunista.

 

Te puede interesar: La paz, un objetivo fallido

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.