Pandemia ha originado “la peor crisis educativa” de AL y el Caribe: CEPAL/UNESCO

“Estamos frente a la peor crisis educativa de la historia de América Latina y el Caribe”, subrayó Jean Gough, directora de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.



Durante el seminario Educación en América Latina y el Caribe: la crisis prolongada como una oportunidad de reestructuración, especialistas afirmaron que la pandemia de COVID-19 ha abierto una oportunidad para que autoridades replanteen los sistemas educativos y aseguren educación con sanidad y calidad en América Latina y el Caribe, con el fin de hacer frente a la “crisis silenciosa” que viven millones de niños, niñas y adolescentes.

Por su parte, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), indicó que la educación no ha estado en el centro del debate de la agenda de políticas públicas, pese a que, hasta mayo de 2021, el 99 por ciento de los estudiantes de la región tuvo que interrumpir total o parcialmente por lo menos 40 semanas de clases presenciales.

Datos oficiales proporcionados por la CEPAL indican que cerca de 3.1 millones de jóvenes y niños podrían abandonar su educación debido a la crisis en América Latina y el Caribe, además de que más de 300 mil menores serán obligados a trabajar. También, actualmente en la región, cerca de la mitad de las niñas, niños y adolescentes, 51.3 por ciento, viven en pobreza, lo que equivale a 91 millones de personas.

“Urge promover el regreso gradual y seguro a las escuelas, con una amplia coordinación con el sector salud. Volver a las escuelas es muy importante, especialmente para los sectores más desfavorecidos”, comentó Bárcena y recalcó que, más allá de la cuestión escolar, las escuelas tienen un papel vital en la sociabilidad, prevención de la violencia y salud de los menores.

Puedes leer: La Consulta Infantil y Juvenil estimula a los menores a participar en democracia

Por su parte, Jean Gough, directora de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef/LACRO), comentó que el cierre total o parcial de las escuelas afecta a 2 de cada 3 niños y adolescentes en AL y el Caribe. “Estamos frente a la peor crisis educativa de la historia de América Latina y el Caribe”, subrayó.

Pablo Cevallos Estarellas, director de la Oficina para América Latina del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO, reiteró que “la crisis sanitaria nos ha dejado al borde de una verdadera catástrofe generacional porque agravó las disparidades educativas que ya existían” y afirmó que, aunque los efectos de la crisis sanitaria aún no son exactos, habrá un retraso en la agenda de educación 2030.

“Invertir en la educación para terminar con el circuito perverso de vulnerabilidad y exclusión”, destacó Alicia Bárcenas y precisó que las naciones deben invertir en calidad y acceso digital, pues hasta datos de 2019, en AL y el Caribe, 33 por ciento de los menores de cinco a 20 años no tenían acceso a internet.

Finalmente, la representante de la CEPAL destacó que “la educación no se resuelve solo en la educación, se requieren esfuerzos intersectoriales, vinculando la oferta formativa con las otras políticas de inclusión social y recuperación económica” y llamó puntualmente a los gobernantes a definir acciones que atiendan la urgencia de la crisis, pues “no podemos arriesgar una generación perdida”.

 

Te puede interesar: NOM 237 se clasificó erróneamente, evidencia la Coparmex

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.